Caracter usurario de un préstamo por el tipo de interés

El Tribunal Supremo declara el caracter usurario de un préstamo por el tipo de interés remuneratorio pactado del 24,6% TAE.

La sentencia de fecha 25.11.2015 dictada por el Pleno del Tribunal Supremo declara el caracter usurario de un préstamo por el tipo de interés remuneratorio pactado del 24,6% TAE, y cuya consecuencia es la declaración de nulidad del préstamo, debiendo entregar solo la suma recibida sin intereses.

Análisis de la sentencia del Tribunal Supremo

Destacamos las siguientes consideraciones que llevan al Alto Tribunal a declarar el caracter usurario de un préstamo por el tipo de interés remuneratorio:

Abogado Francisco Sevilla Cáceres

Abogado Francisco Sevilla Cáceres

1ª.-  La Ley de Represión de la Usura de 23 de Julio de 1908 (vigente después de más de 100 años) establece en su artículo 1: será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales. “

2ª.-  La Ley de Represión de la Usura se configura como un límite a la autonomía negocial del artículo 1255 Código Civil, aplicable a los préstamos, y, en general, a cualesquiera operación de crédito sustancialmente equivalente al préstamo.

3ª.-  La operación de crédito litigiosa debe considerarse usuraria, pues concurren los DOS REQUISITOS LEGALES siguientes:

A)  El interés remuneratorio estipulado fue del 24,6% TAE.  Dado que conforme al art. 315.2º del Código de Comercio “se reputará interés toda prestación pactada a favor del acreedor”, el porcentaje que ha de tomarse en consideración para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE), que se calcula tomando en consideración cualesquiera pagos que el prestatario ha de realizar al prestamista por razón del préstamo, conforme a unos estándares legalmente predeterminados. Este extremo es imprescindible (aunque no suficiente por sí solo) para que la cláusula que establece el interés remuneratorio pueda ser considerada transparente, pues no solo permite conocer de un modo más claro la carga onerosa que para el prestatario o acreditado supone realmente la operación, sino que además permite una comparación fiable con los préstamos ofertados por la competencia.

El interés con el que ha de realizarse la comparación es el “normal del dinero“.

Para establecer lo que se considera “interés normal” puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios a más de tres años, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.).Caracter usurario de un préstamo por el tipo de interés

Consta como hecho acreditado que el interés remuneratorio pactado es del 24,6% TAE.

La cuestión no es tanto si es o no excesivo, como si es « notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso », y esta Sala considera que una diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como « notablemente superior al normal del dinero».

B)  El interés estipulado sea « manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso».

La entidad financiera que concedió el crédito no ha justificado la concurrencia de circunstancias excepcionales que expliquen la estipulación de un interés notablemente superior al normal en las operaciones de crédito al consumo.

Generalmente, las circunstancias excepcionales que pueden justificar un tipo de interés anormalmente alto están relacionadas con el riesgo de la operación. Cuando el prestatario va a utilizar el dinero obtenido en el préstamo en una operación especialmente lucrativa pero de alto riesgo, está justificado que quien le financia, al igual que participa del riesgo, participe también de los altos beneficios esperados mediante la fijación de un interés notablemente superior al normal.

Aunque las circunstancias concretas de un determinado préstamo, entre las que se encuentran el mayor riesgo para el prestamista que pueda derivarse de ser menores las garantías concertadas, puede justificar, desde el punto de vista de la aplicación de la Ley de Represión de la Usura, un interés superior al que puede considerarse normal o medio en el mercado, como puede suceder en operaciones de crédito al consumo, no puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo como la que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

Consecuencias del caracter usurario de un préstamo por el tipo de interés

El Tribunal Supremo declara en esta sentencia de 25.11.2015 que considerado el interés remuneratorio pactado “usurario” las siguientes consecuencias:

1ª.-  La nulidad del préstamo.

2ª.-  El prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida, pero NO LO INTERESES.

IMPORTANTE: Recientemente los Juzgados están dictando cada vez más sentencias en las que se declara NULA la cláusula de los intereses “remuneratorios” cuando no supera el CONTROL DE TRANSPARENCIA. La consecuencia que se deriva de esta declaración es que el préstamo o crédito no devenga interés remuneratorio alguno.

RECOMENDACIÓN:

Leer nuestros artículos sobre:

Nulidad de los intereses moratorios en los préstamos hipotecarios.

Nulidad de los intereses moratorios en los préstamos personales suscritos con consumidores.

© mundojuridico.info - Caracter usurario de un préstamo por el tipo de interés

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.