La violencia doméstica desaconseja la custodia compartida

Vamos a analizar los razonamientos del Tribunal Supremo para concluir que la violencia doméstica desaconseja la custodia compartida.

Antes de entrar a ver las sentencias que establecen que la violencia doméstica desaconseja la custodia compartida de los menores, es necesario recordar que desde hace pocos años el Tribunal Supremo ha considerado que el sistema “normal” de custodia de los hijos menores en los casos de crisis entre cónyuges o parejas de hecho es el de “custodia compartida“, salvo excepciones.

Esto ha supuesto un importante cambio en el sistema de custodia, que como recordaís hasta hace poco, era atribuirle la custodia de los hijos menores a un solo de los cónyuges (normalmente a la madre), estableciendo un régimen de visitas a favor del otro cónyuge, lo que en la práctica significaba un alto porcentaje de pérdida de vinculación entre el padre y sus menores hijos.

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

Os recomendamos la lectura de nuestro artículo “La custodia compartida según el Tribunal Supremo“.

Ahora bien, aunque el sistema deseable sea el de “custodia compartida”,  para que éste se adopte deben concurrir entre otras condiciones  la de un mutuo respeto entre los progenitores, sin que sea necesario llegar a un “colegismo entre los ex cónyuges”, solo respeto y educación de uno hacia el otro.  Por tanto, los Tribunales al igual que están fomentando y alentando la “custodia compartida”, también se viene pronunciando respecto a que la violencia doméstica desaconseja la custodia compartida.

La violencia doméstica desaconseja la custodia compartida. SENTENCIAS DEL TRIBUNAL SUPREMO

–  Tribunal Supremo (Sala 1ª), sentencia 26.05.2016:

En el caso de autos consta un auto de incoación de procedimiento abreviado (no firme) en el que se concretan los indicios existentes de un delito de violencia doméstica, unido a que en la propia sentencia recurrida se declara que «pues si bien es cierto que el padre mantiene con la madre una relación de falta total de respeto, incluso abusiva y dominante, ello no es relevante para determinar la guarda y custodia compartida».

Partiendo de delito sometido a enjuiciamiento y de las actitudes del padre, ejerciendo una posición irrespetuosa de abuso y dominación, es impensable que pueda llevarse a buen puerto un sistema de custodia compartida que exige, como la jurisprudencia refiere, un mínimo de respeto y actitud colaborativa, que en este caso brilla por su ausencia, por lo que procede casar la sentencia por infracción de la doctrina jurisprudencial, dado que la referida conducta del padre, que se considera probada en la sentencia recurrida, desaconseja un régimen de custodia compartida, pues afectaría negativamente al interés del menor, quien requiere un sistema de convivencia pacífico y estable emocionalmente.

Estimando el recurso de casación, esta Sala atribuye la custodia del menor a la madre…”La violencia doméstica desaconseja la custodia compartida

–  Tribunal Supremo (Sala 1ª), sentencia 4.02.2016:

Pero sus razones no pueden dejar sin repuesta hechos indiscutidos de violencia en el ámbito familiar, con evidente repercusión en los hijos, que viven en un entorno de violencia, del que son también víctimas, directa o indirectamente, y a quienes el sistema de guarda compartida propuesto por el progenitor paterno y acordado en la sentencia les colocaría en una situación de riesgo por extensión al que sufre su madre, directamente amenazada. Es doctrina de esta Sala (SSTS 29 de abril de 2013 ; 16 de febrero y 21 de octubre 2015 ), que la custodia compartida conlleva como premisa la necesidad de que entre los padres exista una relación de mutuo respeto en sus relaciones personales que permita la adopción de actitudes y conductas que beneficien al menor, que no perturben su desarrollo emocional y que pese a la ruptura afectiva de los progenitores se mantenga un marco familiar de referencia que sustente un crecimiento armónico de su personalidad.

Y es que una cosa es la lógica conflictividad que puede existir entre los progenitores como consecuencia de la ruptura, y otra distinta que ese marco de relaciones se vea tachado por una injustificable condena por un delito de violencia de género que aparta al padre del entorno familiar y de la comunicación con la madre, lo que van a imposibilitar el ejercicio compartido de la función parental adecuado al interés de sus dos hijos.

OBSERVACIÓN:

En la siguiente sentencia que vamos a comentar, si bien el Tribunal Supremo no se aparta de que la violencia doméstica desaconseja la custodia compartida, resuelve en el sentido de considerar que al no haberse acreditado penalmente la violencia doméstica (sentencia absolutoria) y siendo aconsejable dicho régimen de “custodia compartida”, procede a establecerlo:

–  Tribunal Supremo (Sala 1ª), sentencia 13.04.2016:

No menos importante a la hora de valorar el cambio de circunstancias es que el padre fue absuelto del delito de maltrato habitual y amenazas, por los que le denunció su esposa. Con anterioridad se habían archivado diligencias penales en las que le denunciaba por abuso contra la menor, resolución que fue confirmada por la Audiencia Provincial, en base a la pericial de los expertos del Juzgado y exploraciones de la menor, llevadas a cabo por el Juez de Instrucción. Dicha absolución constituye un cambio significativo de la circunstancias, dado que fue uno de los elementos que motivaron la denegación de la custodia compartida, por aplicación del art. 92.7 del C. Civil.

Por lo expuesto debemos estimar el recurso por infracción de la doctrina jurisprudencial, acordando el sistema de custodia compartida, dada la capacitación de los padres, su implicación, la vinculación de la hija con ambos progenitores y la proximidad de los domicilios.

© mundojuridico.info - La violencia doméstica desaconseja la custodia compartida

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.