TUTELA

Empecemos por decir que la tutela, al igual que otras figuras como la curatela o el defensor judicial son instituciones jurídicas que tienen como función la de proteger a la persona y los bienes de los menores o incapacitados.

tutor

Las funciones tutelares  se ejercerán en beneficio del tutelado y estarán bajo la salvaguarda de la autoridad judicial, quienes darán orden para inscribir dichos cargos en el Registro Civil.

A las personas que desempeñen algún cargo tutelar, les está prohibido:

– Recibir liberalidades del tutelado o de sus causahabientes, mientras que no se haya aprobado definitivamente su gestión.

– Representar al tutelado cuando en el mismo acto intervenga en nombre propio o de un tercero y existiera conflicto de intereses.

Adquirir por título oneroso bienes del tutelado o transmitirle por su parte bienes por igual título.

 

¿Quiénes estarán sujetos a tutela?

Estarán sujetos a tutela:

  1. Los menores no emancipados que no estén bajo la patria potestad.
  2. Los incapacitados, cuando la sentencia lo haya establecido.
  3. Los sujetos a la patria potestad prorrogada, al cesar ésta, salvo que proceda la curatela.
  4. Los menores que se hallen en situación de desamparo.

 

¿Quién puede ser tutor?

Antes de relacionar las personas y el orden que el Código civil establece como preferencias para el nombramiento de tutor, hay que señalar que los padres pueden nombrar tutor en sus testamentos, así como designar expresamente las personas que ellos desean que sean los tutores de sus hijos menores o incapacitados.

la tutela

Asimismo, cualquier persona con la capacidad de obrar suficiente, en previsión de ser incapacitada judicialmente en el futuro, podrá en documento público notarial designar la persona que quiera que ejerza como su tutor.

Estas decisiones adoptadas por los padres o por el futuro incapaz vincularán al Juez, al constituir la tutela, todo ello salvo que atendiendo al beneficio del menor o incapacitado se exigiera otra cosa.

Dicho lo anterior, para el nombramiento de tutor se preferirá:

  1. Al designado por el propio tutelado, conforme al párrafo segundo del
  2. Al cónyuge que conviva con el tutelado.
  3. A los padres.
  4. A la persona o personas designadas por éstos en sus disposiciones de última voluntad.
  5. Al descendiente, ascendiente o hermano que designe el juez.

Excepcionalmente, el Juez, en resolución motivada, podrá alterar el orden del párrafo anterior o prescindir de todas las personas en él mencionadas, si el beneficio del menor o del incapacitado así lo exige.

En defecto de las personas mencionadas el Juez designará tutor a quien, por sus relaciones con el tutelado y en beneficio de éste, considere más idóneo.

 

¿Quién solicitará la tuela?

La ley establece que  el Ministerio Fiscal o el Juez competente, cuando tuvieren conocimiento de que existe en el territorio de su jurisdicción alguna persona que deba ser sometida a tutela, actuaran de oficio para la constitución de la misma.

la tutela

Igualmente estarán obligados a promover la constitución de la tutela, desde el momento en que conocieran el hecho que la motivare, los parientes llamados a ella y la persona bajo cuya guarda se encuentre el menor o incapacitado, y si no lo hicieren, serán responsables solidarios de la indemnización de los daños y perjuicios causados.

Por último, cualquier persona podrá poner en conocimiento del Ministerio Fiscal o de la autoridad Judicial el hecho determinante de la tutela.

¿En qué consiste el procedimiento de nombramiento de tutor?

Una vez se haya puesto en conocimiento del Juez la situación por la que deba constituirse la tutela, con aportación de la documentación que la acredite en su caso, se celebrará en el Juzgado una audiencia de los parientes más próximos del futuro tutelado, de las personas que el Juez considere oportuno, y, en todo caso, oirá al tutelado si tuviera suficiente juicio y siempre si fuera mayor de doce años. En supuestos de incapacidad se recabará información para comprobar dicha situación. En estos procedimientos es necesaria la intervención del Ministerio Fiscal.

Dictada por el Juez resolución por la que se constituya la tutela, podrá adoptar las medidas de vigilancia y control que estime oportunas en beneficio del tutelado. Asimismo podrá en cualquier momento exigir del tutor que informe por escrito sobre la situación del menor o del incapacitado y del estado de la administración de sus bienes.

 

¿Qué personas no pueden ser designadas tutores?

No pueden ser tutores:

  1. Los que estuvieran privados o suspendidos en el ejercicio de la patria potestad por resolución judicial.
  2. Los que hubieren sido legalmente removidos de una tutela anterior.
  3. Los condenados a cualquier pena privativa de libertad, mientras estén cumpliendo la condena.
  4. Los condenados por cualquier delito que haga suponer fundadamente que no desempeñarán bien la tutela.

5.-  Las personas en quienes concurra imposibilidad absoluta de hecho.

6.-  Los que tuvieren enemistad manifiesta con el menor o incapacitado.

7.-  Las personas de mala conducta o que no tuvieren manera de vivir conocida.

8.-  Los que tuvieren importantes conflictos de intereses con el menor o incapacitado

9.- Los quebrados y concursados no rehabilitados, salvo que la tutela lo sea solamente de la persona.

10.- Los excluidos expresamente por el padre o por la madre en sus disposiciones en testamento.

 

¿Para qué actos necesita el tutor autorización del Juez?  

  1. Para internar al tutelado en un establecimiento de salud mental o de educación o formación especial.
  2. Para enajenar o gravar bienes inmuebles, establecimientos mercantiles o industriales, celebrar contratos o realizar actos que tengan carácter dispositivo y sean susceptibles de inscripción.
  3. Para renunciar derechos,
  4. Para aceptar sin beneficio de inventario cualquier herencia, o para repudiar ésta.
  5. Para hacer gastos extraordinarios en los bienes.
  6. Para entablar demanda en nombre de los sujetos a tutela, salvo en los asuntos urgentes o de escasa cuantía.
  7. Para ceder bienes en arrendamiento por tiempo superior a seis años.
  8. Para dar y tomar dinero a préstamo.
  9. Para disponer a título gratuito de bienes o derechos del tutelado.

10. Para ceder a terceros los créditos que el tutelado tenga contra él

Por último decir que el tutor  no necesitará autorización judicial cuando actué en la  partición de herencia o en la división de cosa común , pero en ambos casos una vez practicadas requerirán aprobación judicial.

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One Response to TUTELA

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.