Suspensión del lanzamiento en el desahucio con motivo del coronavirus

Aplazar el pago de la hipoteca por el Coronavirus

Cuestiones que debes de saber sobre la posibilidad de que una persona física pueda aplazar el pago de la hipoteca por el Coronavirus.

Una de las primeras medidas urgentes que se acordaron a raíz del Estado de Alarma fue la de regular la posibilidad de aplazar el pago de la hipoteca por el Coronavirus para aquellas personas que como consecuencia de esta situación de alarma sanitaria cayeran en situación de vulnerabilidad.

Aplazar el pago de la hipoteca: normativa aplicable.-

Tras la aprobación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma,  se aprobó el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo con el que se adopta una medida de carácter urgente dirigida a asegurar la protección de los deudores hipotecarios en situación de vulnerabilidad.Aplazar el pago de la hipoteca por el Coronavirus

Así, en los  artículos 7 a 16  el Real Decreto-ley 8/2020 , se establecen unas  medidas para facilitar un aplazamiento de las cuotas de la deuda hipoteca de la vivienda habitual para aquellas personas que a consecuencia de la crisis del COVID-19 van a tener dificultades para poder hacerle frente.

Con posterioridad se aprobó el Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de Marzo, por el que se vino a modificar o complementar algunas de las cuestiones reguladas en el anterior Real Decreto-ley, siendo ambas normativas a fecha de hoy la que responden a todas las cuestiones relativas al aplazamiento de la deuda hipotecaria con motivo del Coronavirus.

¿Quién puede aplazar el pago de la hipoteca por el Coronavirus?

El objetivo de la creación de esta medida es regular el aplazamiento del pago de las cuotas de los contratos de préstamos o créditos garantizados con hipoteca inmobiliaria cuyo deudor se encuentre en los SUPUESTOS DE VULNERABILIDAD ECONÓMICA establecidos en el artículo 9 de esta misma norma y que estén vigentes a 18 de Marzo de 2020.

Pueden solicitar la moratoria prevista en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo y el Real Decreto Ley 11/2020 de 31 de marzo, los deudores PERSONAS FÍSICAS que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica y que sean titulares de préstamos hipotecarios con las siguientes finalidades:

1.-Adquisición de vivienda habitual.

2.-Adquisición de inmuebles afectos a la actividad económica de empresarios y profesionales con garantía hipotecaria.

3.- Adquisición de viviendas distintas a la habitual que se hayan arrendado y por los que no se perciba la renta del alquiler.

El motivo por el que no se perciba la renta del alquiler es debido a que el arrendatario se haya visto también afectado por el Estado de Alarma y haya dejado de percibir ingresos con posterioridad al 14 de marzo.

No es de aplicación esta medida de aplazar el pago de la hipoteca por el coronavirus a las PERSONAS JURÍDICAS.

[ Saber cuando una persona está en situación de vulnerabilidad económica a consecuencia del Coronavirus]

[Documentación a presentar para acreditar que se está en situación de vulnerabilidad económica a consecuencia del Coronavirus]

¿Desde cuándo se puede hacer la solicitud para aplazar el pago de la hipoteca por el Coronavirus?

Los deudores hipotecarios que consideren que se encuentran en un supuesto de vulnerabilidad podrán solicitar de su entidad de crédito la moratoria desde el 19 de marzo del presente año hasta QUINCE DIAS DESPUés del fin de la vigencia del Real Decreto-ley 8/2020.

¿Qué ocurre si existen  hipotecantes no deudores, fiadores o avalistas del deudor principal del crédito hipotecario?

En el caso de que además del deudor principal de la hipoteca exista también un fiador, avalista o un hipotecante no deudor, éstos podrán exigir que antes de que se dirijan contra ellos agoten el patrimonio del deudor principal para saldar el pago de la hipoteca, sin perjuicio de que se recurra también a la solicitud de las medidas previstas en el Código de Buenas Prácticas, y ello aun cuando en el contrato de préstamo hubieran renunciado expresamente al beneficio de excusión.

Para finalizar aprovechamos y recordamos brevemente que el derecho de excusión  es el derecho concedido al fiador  para que, ante la reclamación de pago formulada por el acreedor ( entidad bancaria), no pueda exigírsele el cumplimiento de la obligación afianzada en tanto dicho acreedor no se haya dirigido en primer lugar contra el deudor principal y, además, en tal caso, se demuestre que este carece de bienes suficientes para hacer frente a su deuda. En definitiva, que sólo y exclusivamente se podrán dirigir contra el fiador cuando el deudor principal ya haya respondido al pago de la deuda sin saldarla con todos sus bienes.

Comentarios

  1. eva

    Buenas tardes,

    me han aplicado el ERTE con fecha 30 setiembre y me dicen que ya no me puedo acojer a la Moratoria de aplazo de pago de hipoteca, es así? hay alguna novedad al respecto?

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados