Arrendamientos para estudiantes, turistas o profesionales

Hoy en mundojuridico hablaremos sobre los arrendamientos para estudiantes, turistas o profesionales, que son diferentes de los contratos de arrendamiento normales.

arrendamientos por temporadasLos arrendamientos por temporadas son muy habituales en nuestro país, las circunstancias de las personas cambian con mucha frecuencia en el mundo vertiginoso que habitamos, a veces por estudios, a veces por trabajo o a veces por vacaciones, cada vez nos movemos con más frecuencia. El arrendamiento por temporadas se entiende como el breve plazo de tiempo, por lo general meses o semanas, en el que vivimos en concepto de inquilinos en una vivienda sin vocación de permanecer allí en el tiempo, por ejemplo, durante el curso escolar o universitario, por traslados profesionales, por cursos o conferencias; o por períodos vacacionales de semanas o meses en verano e invierno.

Esto hace que no nos encontremos ante un contrato de arrendamiento de vivienda como tal, según recoge el artículo 2 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, sino que estamos ante un contrato denominado «de temporada», al que se le aplican los preceptos regulados en el artículo 3 apartado 2 de la misma ley, que los denomina, «arrendamientos celebrados por temporada», sea esta la que sea, bien verano, bien invierno, cuya calificación jurídica es por tanto la de arrendamiento de uso distinto al de vivienda, a pesar de estar considerado entre los alquileres de pisos. Es importante, no obstante, diferenciarlo de otro tipo de contratos, ya que si, además se ofrecen servicios de limpieza o comida, habría que calificarlo como arrendamiento turístico o de hospedaje, no teniendo cabida en los arrendamientos por temporada.

La inclusión de estos en la legislación arrendaticia viene desde la publicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, ya que la anterior ley de 1964, no los incluía en sus preceptos, sino que se encontraban excluidos expresamente del artículo 2.1. En la actualidad, tal y como establece el artículo 4.3 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), se regirán por la voluntad de las partes o, en su defecto, por lo dispuesto en el Título III de la citada Ley y, supletoriamente, por lo dispuesto en el Código Civil.

Como ya hemos indicado, uno de los principales requisitos necesarios para que el arrendamiento sea por temporada es que el destino de la vivienda arrendada no sea residencia permanente del arrendatario, sino estaríamos ante un arrendamiento de vivienda. Y para determinar esto, tenemos que estar no tanto a la duración en sí del contrato, sino a su finalidad. Ojo con tratar de hacer una sucesión continuada de contratos de temporada para eludir así el plazo de duración mínima de los contratos de arrendamiento de vivienda de cinco años, establecido en el artículo 9.1 de la LAU, ya que con aportar pruebas suficientes de que se ha llevado a cabo una ocupación de la vivienda continuada y con vocación de permanencia, se desmontaría el fraude de ley.

Otra de las dudas del arrendamiento por temporada era si el arrendatario tendría o no que depositar algún tipo de fianza, la respuesta es que no tendría que ser necesario y estaría totalmente fuera de lugar solicitarla ya que no estamos ante un arrendamiento de vivienda al que hay que exigirle una mensualidad de renta como exige el artículo 36.1 de la LAU, sin embargo, no existe ciertamente ningún marco legal al respecto. Lo correcto en todo caso sería hallar un importe proporcional al tiempo de duración del contrato, aparte, no debemos olvidar de que existe el arrendamiento compartido, como sucede con los estudiantes, los cuales conviven varios en un mismo piso, pagando los gastos del arrendamiento de forma solidaria.

© mundojuridico.info - Arrendamientos para estudiantes, turistas o profesionales

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado


¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.