Atribuir la condición de ganancial a los bienes adquiridos

20 de diciembre, 2018
Dejar comentario

Los cónyuges pueden decidir atribuir la condición de ganancial a los bienes adquiridos a título oneroso durante el matrimonio.

Los cónyuges pueden atribuir la condición de ganancial a los bienes adquiridos a título oneroso en virtud del principio de autonomía de la voluntad.

Con independencia de la procedencia del dinero, los cónyuges pueden decidir que la compra del bien con ese dinero tenga el carácter de ganancial.

EJEMPLO:

Un cónyuge recibe de la herencia de sus padres un dinero y con él compra una vivienda.  En la escritura de compraventa de la vivienda puede otorgarle, si así lo desea, la condición de inmueble ganancial, es decir que aunque el dinero era privativo, la vivienda ahora es ganancial.

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

El artículo 1355 del Código Civil consagra ese principio de autonomía en los siguientes términos:

“Podrán los cónyuges, de común acuerdo, atribuir la condición de gananciales a los bienes que adquieran a título oneroso durante el matrimonio, cualquiera que sea la procedencia del precio o contraprestación y la forma y plazos en que se satisfaga.”

Aunque solo contempla el precepto que por voluntad de aquéllos se atribuya la condición de ganancial a un bien, nada obsta a que esa misma voluntad sirva para fijar la condición de privativo de un bien, con independencia de la procedencia del precio o contraprestación, salvo situaciones de fraude para terceros.

Por tanto, ha de quedar claro que los cónyuges dentro de la libertad negocial de que disfrutan pueden decidir atribuir la condición de ganancial a los bienes adquiridos a título oneroso.

 

Sentencias sobre la posibilidad de atribuir la condición de ganancial a los bienes adquiridos de forma onerosa por el matrimonio:

 

–  Audiencia Provincial de Valencia (Sección 10ª), sentencia 29.01.2014:

” Debe considerarse que tal bien tiene carácter ganancial dado que los cónyuges se lo atribuyeron en la escritura de compraventa, declarando expresamente en la parte dispositiva que compraban y adquirían la vivienda “para su sociedad de gananciales”, siendo inequívoca la manifestación de voluntad, sin alegarse error de consentimiento. A mayor abundamiento, en el convenio regulador que aprobó la sentencia de divorcio, obrante en autos, se declaró por los cónyuges que el domicilio conyugal tenía carácter ganancial , sin excluir parte alguna.”Atribuir la condición de ganancial a los bienes adquiridos

 

–  Audiencia Provincial de Madrid (Sección 24ª), sentencia 22.11.2007:

“En este sentido, siguiendo la doctrina sentada por la jurisprudencia menor (entre otras, sentencia de 23 de septiembre de 1999 de la Audiencia Provincial de Álava, y sentencia de 10 de marzo de 1994, de la Audiencia Provincial de Valencia, y de esta propia Sala -sentencia de 14 de septiembre de 2004), es posible atribuir el carácter ganancial a un bien , si ello se infiere de la voluntad de los cónyuges, plasmada en los actos y contratos, mediante documento privado y escritura pública, celebrados por aquellos, y aun admitiendo la procedencia del carácter privativo del dinero empleado para la compra, en tanto en cuanto no se hace ningún tipo de manifestación, sobre reserva o condición del carácter privativo de dicho metálico, a fin de propiciar, en el momento oportuno, cual nos ocupa, la reivindicación de dicho carácter privativo del bien adquirido, o en su defecto, el derecho de reembolso conforme al artículo 1358 de dicho texto legal citado.

En suma, el repetido artículo 1355 permite que los cónyuges, de común acuerdo, puedan atribuir el carácter ganancial a cualquier bien adquirido a título oneroso durante el matrimonio , especialmente si dicho bien pudiera resultar, en otro caso, privativo, por la procedencia de los fondos empleados en la adquisición, y ello quiere decir que el bien al que se le ha atribuido voluntariamente la condición de ganancial lo va a ser de manera definitiva, siendo irrelevante cualquier demostración posterior del carácter privativo del dinero empleado en su adquisición (sentencia de 11/1/2002, de la Audiencia Provincial de Vizcaya).”

 

–  Audiencia Provincial de Alava (Sección 1ª), sentencia 11.10.2012:

“No obstante todo ello, no puede eludirse la aplicación del art. 1.355 Código Civil, que permite a las partes de común acuerdo atribuir la condición de gananciales a los bienes que se adquieran a título oneroso durante el matrimonio , cualquiera que sea la procedencia del precio o contraprestación y la forma y plazos en que se satisfaga. En este caso al día siguiente de vender el bien privativo , los cónyuges acuden a la notaría y adquieren el inmueble y le atribuyen, expresamente, la cualidad de ganancial , puesto que así aparece en el folio 217 de los autos, en la escritura de compraventa de 15 de septiembre de 2007. Es por lo tanto el apelante quien decide, de acuerdo con la que entonces era su esposa, atribuir la condición de ganancial al bien.

El segundo párrafo del art. 1.355 Código Civil dispone que si la adquisición se hiciera en forma conjunta, como es el caso, y sin atribución de cuotas, como refleja la escritura, se presumirá su voluntad favorable al carácter ganancial de tales bienes. El bien es ganancial , el importe privativo no determina la atribución de una parte del bien como privativo para el apelante, no se hace mención alguna a la procedencia privativa del precio en la escritura , y todo ello determina que no pueda reconocerse ningún crédito al recurrente, puesto que fue su voluntad la que dispuso la naturaleza ganancial del bien adquirido con dinero privativo , sin reserva alguna y por lo tanto, sin que se preservara el crédito pretendido contra la sociedad de gananciales , lo que supone la desestimación de este primer motivo del recurso.”

RECOMENDACIÓN:

La lectura de otro de nuestro artículos: ” Recuperar el dinero privativo utilizado para comprar la vivienda familiar“.

© mundojuridico.info - Atribuir la condición de ganancial a los bienes adquiridos

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.