Cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca

Según algunos Tribunales, el cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca comienza desde que se hicieron dichos pagos.

Hablamos sobre el cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca cuando la cláusula ha sido declarada nula por abusiva.

Hemos de recordar algunas cuestiones antes de analizar el criterio sostenido por algunos Tribunales como la Audiencia Provincial de VALENCIA (Sección 9ª) o por la Audiencia Provincial de ZARAGOZA (Sección 5ª), entre otras :

1º.- Partimos de la base de que el préstamo hipotecario ha sido celebrado por un consumidor.

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

2º.- Cuando se interpone una demanda de nulidad de la cláusula gastos de la hipoteca, se ejercitan DOS ACCIONES:

a)  La principal seria una acción DECLARATIVA DE NULIDAD  de la cláusula por abusiva. Esta acción se considera que es IMPRESCRIPTIBLE.

b)  Una segunda acción, consecuencia de la anterior, de DEVOLUCIÓN (restitución) de las cantidades abonadas indebidamente.

 

Sobre el plazo de prescripción de esta segunda acción, la de DEVOLUCIÓN de las cantidades pagadas por el consumidor como consecuencia de la nulidad de la cláusula gastos de la hipoteca, existen posturas distintas entre las distintas Audiencias Provinciales.

RECOMENDACIÓN: 

Leer otro de nuestros artículos PINCHANDO AQUÍ, sobre las distintas lineas interpretativas del plazo de prescripción.

 

En este post, hablamos del criterio que tiene la Audiencia Provincial de Valencia (mantenido también por la AP de Barcelona, Sección 15ª), sobre el cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca.

Como veréis mas adelante, la Audiencia de Valencia (Sección 9ª) o la Audiencia de Zaragoza, consideran que el plazo que tiene el consumidor para reclamar la devolución de los gastos es el previsto en el artículo 1964 del Código Civil que ha de contarse desde que el consumidor realizó los pagos indebidos (notaría, gestoría, registro de la propiedad), que ahora reclama al Banco.

Esta postura que mantiene la Audiencia de Valencia no es seguida por otras Audiencias Provinciales que consideran que el cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca empieza a correr desde que se declare judicialmente la NULIDAD de la cláusula gastos.

Veamos los razonamientos que expone:

Cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca

Cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca. Audiencia Provincial de Valencia (Sección 9ª), sentencia de 1.02.2018

«El siguiente problema que debe resolverse es cuál sea el plazo de prescripción de la acción de restitución.

No se acepta que el plazo de la acción de restitución sea el de cuatro años del artículo 1301 del Código Civil porque la nulidad de una condición general no es un supuesto de anulabilidad, que son los regulados en esos artículos del Código, y sus efectos no son necesariamente los del art. 1303 Código Civil ( STS de 8 de junio de 2017, Pte: Sarazá Jimena, nº 367/2017, del Pleno, declaró a ese respecto lo siguiente: «No puede confundirse la evaluación de la transparencia de una condición general cuando se enjuicia una acción destinada a que se declare la nulidad de la misma con el enjuiciamiento que debe darse a la acción de anulación de un contrato por error vicio en el consentimiento»).

La Ley de Condiciones Generales de la Contratación no establece un plazo de prescripción de la acción de restitución; por ello, al no tener señalado un plazo expreso para su ejercicio debe aplicarse el plazo general previsto para las acciones personales que no tengan señalado plazo especial  (ex-art. 1964 del Código Civil), y antes era un plazo quindenial y ahora es quinquenial, pues tras la reforma efectuada por la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil, ese art. 1964 establece que «Las acciones personales que no tengan plazo especial prescriben a los cinco años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación».

Y como la escritura se firmó en el año 2000, antes de la entrada en vigor de la reforma citada, debe tenerse en cuenta la disposición transitoria quinta sobre «Régimen de prescripción aplicable a las relaciones ya existentes», a cuyo tenor «el tiempo de prescripción de las acciones personales que no tengan señalado término especial de prescripción , nacidas antes de la fecha de entrada en vigor de esta Ley, se regirá por lo dispuesto en el artículo 1939 del Código Civil”, precepto que dispone: «La prescripción comenzada antes de la publicación de este Código se regirá por las leyes anteriores al mismo; pero si desde que fuere puesto en observancia transcurriese todo el tiempo en él exigido para la prescripción , surtirá ésta su efecto, aunque por dichas leyes anteriores se requiriese mayor lapso de tiempo».

El último de los problemas consiste en determinar el día inicial ( dies a quo) para el cómputo del plazo. 

El vigente artículo 1964 Código Civil dice que las acciones personales que no tengan plazo especial prescriben a los cinco años «desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación»; y el art. 1969 Código Civil que el tiempo «se contará desde el día en que (las acciones) pudieron ejercitarse». 

Desde ya se rechaza que el día inicial fuera el del dictado de la STS de 23 de diciembre de 2015, del Pleno, que declaró que la cláusula que atribuye todos los gastos al prestatario es nula por abusiva por varias razones: una, y principal, porque las sentencias no son equiparables a las leyes, no son fuentes del ordenamiento jurídico, aunque las del Tribunal Supremo lo completen con la doctrina reiterada que establezcan al interpretar esas fuentes, por lo que no puede exigirse que la generalidad de los ciudadanos las conozcan, ni siquiera sentencias de tanta repercusión como la citada o la que se dictó sobre la «cláusula suelo», STS de 9 de mayo de 2013; segundo, porque la STS de 23 de diciembre de 2015 resuelve un recurso de casación y en el procedimiento la sentencia de primera instancia ya había declarado cláusulas nulas por abusivas , lo que supone, obviamente, que ya hubo consumidores que pudieron antes ejercitar la acción aunque fuera la de nulidad (no se olvida que no se ejercitaba la acción de restitución en ese caso).

También se rechaza que el plazo deba computarse desde que la concreta cláusula incluida en el contrato que celebra el consumidor sea declarada nula; y ello porque, en primer lugar, tratándose de una nulidad absoluta o de pleno derecho, la de la cláusula, el ejercicio de la acción de nulidad no siempre sería necesario (p.ej., la entidad bancaria reconoce extraprocesalmente la nulidad pero no se aviene a restituir al consumidor todo o parte de lo pagado en virtud de esa cláusula); y en segundo lugar, porque de aceptarse esta tesis no sólo la acción de nulidad sería imprescriptible sino que también lo sería la acción de restitución. Si lo que es nulo no produce ningún en efecto y es nulo desde que el primer momento y para siempre, «de aquí a la eternidad», resultaría que la restitución podría ejercitarse hasta la eternidad y cinco años más, lo que resulta absurdo.

Descartadas las anteriores opciones, si la acción de nulidad puede ejercitarse desde el día siguiente a la celebración del contrato, la acción de restitución puede ejercitarse a partir de que el consumidor efectuó prestaciones a favor del empresario en virtud de la cláusula abusiva y nula, esto es, A PARTIR DEL MOMENTO EN QUE REALIZÓ LOS PAGOS INDEBIDOS.

Aplicando este criterio al caso presente, la acción está prescrita pues los pagos se hicieron en el año 2000 y la demanda no se interpone hasta el 30 de diciembre de 2016, transcurrido incluso el plazo legal de quince años vigente hasta la reforma de la Ley 42/2015 de 5 de octubre.

Resulta de lo anterior que procede estimar el primer motivo del recurso de apelación de la parte demandada y, consecuencia de ello, apreciar la excepción de prescripción y desestimar la demanda en lo relativo a la acción de restitución de las cantidades pagadas en virtud de la cláusula 5ª sobre gastos a cargo del prestatario.»

 

Audiencia Provincial de Zaragoza (Sección 5ª), sentencia 12.04.2019:

«En este sentido, se trata el presente de un supuesto en el que entre los pagos y la reclamación han trascurrido más de 15 años.

Efectivamente, concluimos que la declaración de nulidad no prescribe, si bien los efectos de tal declaración están sujetos al plazo de prescripción citado. Eso es así conforme a la más reputada doctrina jurídica (Diez Picazo). La STS de 27 de febrero de 1964 así parece concluir al reconocer que:

«si bien el mero transcurso del tiempo no puede cambiar la naturaleza jurídica de los actos que han de evaluarse en Derecho, por lo que, lo inexistente no alcanza realidad, ni lo ilícito, inmoral o dañoso al interés público, se purifican de sus defectos, de lo que es consecuencia que no cabe accionar sobre la base de que lo originariamente inválido cobró eficacia por la acción del tiempo, ya que es principio de Derecho que lo nulo o vicioso no convalece por su transcurso, ello es cuestión aparte de la que se plantea en el caso de que, por voluntad de las partes, aunque sea al socaire del negocio viciado, se hayan creado situaciones de hecho y que, al no reaccionar contra ellas oportunamente, terminen siendo enroladas en el ímpetu de la prescripción que actúa confirmando las situaciones de hecho al liberarlas de sus posibles reparos jurídicos ; dentro de nuestro Código Civil la cuestión aparece clara: en el párrafo segundo del artículo 1.930 se declara la prescriptibilidad de los «- derechos y acciones, de cualquier clase que sean»; en los artículos 1.295 y 1.306, respectivamente, se establecen las obligaciones de las partes, en orden a deshacer los efectos de los contratos rescindidos o nulos por concurrencia de causa torpe, sin establecer que las oportunas acciones restitutorias sean imprescriptibles, cuyo carácter reconoce el Código sólo a las que enumera en su artículo 1.965; de aquí se sigue que aun no participando de la opinión de la Sala sentenciadora en orden a la inexistencia de la radical nulidad que se invoca -y dicho queda que este Tribunal la estima acertada- no escaparían las consecuencias fácticas, ya producidas y aun reiteradas por las partes en anteriores litigios, a la eficacia de la prescripción, cuya excepción alegada y admitida en la instancia, por todo lo dicho, no puede quedar sin efecto, a la vista de los preceptos legales cuya infundada infracción el recurrente denuncia.

En el mismo sentido, las Sentencias de la AP de Valencia (Sección 9ª) de 1.02.2018; de la Audiencia Provincial de La Coruña (Sección Cuarta) de 29 de noviembre de 2017 y la Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona (Sección 15ª) de 25.07.2018.

Por tanto, conforme a lo razonado y la teoría de la actio natala acción para reclamar la devolución de los gastos está prescrita.»

 

CONCLUSIÓN:

Para la Audiencia Provincial de Valencia, Zaragoza, La Coruña o Barcelona, el cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca comienza desde que el consumidor hizo los pagos por dichos conceptos que ahora reclama al Banco.

© mundojuridico.info - Cómputo del plazo de prescripción para reclamar los gastos de la hipoteca

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.