Consentimiento tácito a un arrendamiento de vivienda

Existencia de un consentimiento tácito a un arrendamiento de vivienda.

alquileresEl mundo de los arrendamientos está lleno de casos, cuanto menos curiosos, que pueden llegar a sorprender, pero que son situaciones cotidianas reales. Uno de los casos clásicos que se dan en el mundo de los arrendamientos es el de los alquileres a terceros de buena fe, el caso que os traemos a mundojuridico concretamente y que ilustra esta figura, proviene de una Sentencia de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca dictada ayer mismo, 30 de julio de 2013, el caso es el siguiente:

En el año 2008, el dueño de un inmueble contrató con una empresa constructora unas obras de rehabilitación del mismo, de considerable entidad; la idea era rehabilitarlo para proceder a su posterior alquiler. El piso primero de este inmueble fue alquilado a una familia que entró a vivir el 1 de enero de 2010; esta familia suscribió con la citada empresa constructora un contrato de arrendamiento para entrar a vivir en alquiler.

El dueño del inmueble, acto seguido, denuncia por ocupación indebida (okupas), a la familia que habitaba la vivienda en alquiler, tras tomar declaración a ambas partes, dicha denuncia fue archivada. Como quiera que el dueño del inmueble no logró su objetivo de expulsar a los inquilinos del piso, procedió a iniciar una demanda de desahucio por precario (habitar una vivienda con consentimiento de su dueño en régimen de precariedad, sin abonar cuotas y sin contrato de arrendamiento, a expensas de ser desahuciado en el momento en que el propietario necesite la vivienda) contra los inquilinos.

Los inquilinos se defendieron alegando que existía un pacto entre el dueño del inmueble y la constructora, en virtud del cual éste autoriza a dicha constructora al arriendo de los diferentes pisos para, gracias a las cuotas de alquiler mensuales, cobrar las cantidades debidas por las obras de rehabilitación.

Tanto el Juzgado de Primera Instancia, como la citada Audiencia Provincial han desestimado la demanda del dueño del inmueble y han dado la razón a los inquilinos por varias razones:

En primer lugar, había indicios suficientes para estimar que el dueño del inmueble no había efectuado el pago completo de las obras de rehabilitación a la constructora; la factura pendiente de cobro ascendía a los 70.500 euros. El hecho de que esa deuda haya o no prescrito es irrelevante de cara a la resolución del tema del arrendamiento de esta familia que son terceros de buena fe. Además que la única razón por la que dicha deuda no ha sido reclamada por parte de las constructora es, precisamente, la existencia del mencionado pacto con el dueño del inmueble para alquilar los pisos hasta cubrir la deuda, estando finalizadas las obras devengadas en enero de 2010.

Al margen de esto, cabe reseñar que la demanda de desahucio por precario fue interpuesta contra los inquilinos al cabo de dos años y medio casi desde que entraron a la vivienda; esto es un indicio bastante obvio del consentimiento tácito a un arrendamiento de vivienda que existía por parte del dueño del inmueble que pudo haber reclamado el desalojo mucho antes, sin embargo, no lo hizo a sabiendas del importe de la deuda que tenía pendiente con la constructora, siendo este el modo de pago acordado mediante el citado pacto.

En resumidas cuentas, el hecho de que haya una deuda pendiente del dueño del inmueble con la constructora por las obras de rehabilitación, unido al hecho de que dicha deuda no ha sido reclamada; y unido al hecho de que el dueño del inmueble consintió y conoció del arrendamiento durante al menos 9 meses desde que se inició dicho arrendamiento y se finalizó la obra; dan a entender claramente la existencia de un pacto y por lo tanto, de un consentimiento tácito a un arrendamiento de vivienda.

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Info

Mundo Jurídico Info S.L.P, es el responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario, por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

  • Fin del tratamiento: mantener una relación de envío de comunicaciones y noticias sobre nuestros servicios y productos a los usuarios que decidan suscribirse a nuestro boletín. Igualmente utilizaremos sus datos de contacto para enviarle información sobre productos o servicios que puedan ser de interés para el usuario y siempre relacionada con la actividad principal de la web, pudiendo en cualquier momento a oponerse a este tratamiento. En caso de no querer recibirlas, mándenos un email a: info@mundojuridico.info indicándonos en el asunto “No Publi”.
  • Legitimación: está basada en el consentimiento que se le solicita a través de la correspondiente casilla de aceptación.
  • Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos.
  • Destinatarios: no se cederán a ningún tercero.
  • Derechos que asisten al Usuario:
    1. Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho a oponerse y a la portabilidad de los datos personales. Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
    2. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control si no ha obtenido satisfacción en el ejercicio de sus derechos, en este caso, ante la Agencia Española de protección de datos

Puede ejercer estos derechos mediante el envío de un correo electrónico o de correo postal, ambos con la fotocopia del DNI del titular, incorporada o anexada:

Si desea ampliar información sobre la política de privacidad de nuestra empresa, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://www.mundojuridico.info/politica-de-privacidad/

Destacados