Delito de daños

El delito de daños protege el derecho de propiedad ajena estando castigado el tipo básico con pena de multa de seis a veinticuatro meses.

El delito de daños tras la reforma del Código Penal que se llevó a cabo en julio de 2015 ha quedado configurado y penado de la siguiente forma:

Tipo básico del delito de daños

El que causare daños en propiedad ajena no comprendidos en otros títulos de este Código, será castigado con multa de 6 a 24 meses, atendidas la condición económica de la víctima y la cuantía del daño (art. 263.1 Código Penal).

Tipo agravado del delito de daños

Cuando se causaren daños si concurriere alguno de los supuestos siguientes:

1.º Que se realicen para impedir el libre ejercicio de la autoridad o como consecuencia de acciones ejecutadas en el ejercicio de sus funciones, bien se cometiere el delito contra funcionarios públicos, bien contra particulares que, como testigos o de cualquier otra manera, hayan contribuido o puedan contribuir a la ejecución o aplicación de las Leyes o disposiciones generales.

2.º Que se cause por cualquier medio, infección o contagio de ganado.

3.º Que se empleen sustancias venenosas o corrosivas.

4.º Que afecten a bienes de dominio o uso público o comunal.

5.º Que arruinen al perjudicado o se le coloque en grave situación económica.

6.º Se hayan ocasionado daños de especial gravedad o afectado a los intereses generales.

En el delito agravado de daños la pena será de prisión de 1 a 3 años y multa de 12 a 24 meses (artículo 263.2 del Código Penal).

Tipo atenuado del delito daños (delito leve)

Es conocido como delito leve de daños.

Si la cuantía del daño causado no excediere de 400 euros, se impondrá una pena de multa de 1 a 3 meses.

¿Se exige dolo en el delito de daños?

Aunque en el artículo 267 del Código Penal está penado el delito de daños imprudentes siempre que su importe exceda de 80.000 euros, en el resto de supuestos se exige que los daños ocasionados por el sujeto activo se hayan producido con dolo, es decir, con intencionalidad  («daños intencionados«).

Ahora bien, aunque se exige que el autor de los hechos tenga voluntad de causar los daños, los Tribunales también consideran que se habrá cometido el delito de daños aunque el culpable no buscase directamente que se causen esos daños, bastando que se los haya podido representar como resultado («dolo eventual«) .

La cuantía en el delito de daños

El importe de los daños es vital para poder encajar los hechos enjuiciados como delito básico, leve o agravado de daños.

La valoración de los daños suele practicarse pericialmente por los peritos-tasadores del Juzgado.

En el delito de daños ha de cuantificarse como valor el de la cosa sin impuestos ni mano de obra. Estas son partidas que importan para la responsabilidad civil, como reparación total del perjuicio, pero no para la evaluación del daño como destrucción de la cosa.

Sentencias condenatorias por delito de daños

– Audiencia Provincial de La Rioja (Sección 1ª), sentencia 18.04.2017:

«No hay un solo dato que permita apreciar la posible comisión del delito por un tercero en el escaso tiempo, nueve días, transcurrido entre la entrega de llaves y la inspección de la vivienda por el perito señor Miguel , sin que dicho perito informe que la puerta de entrada hubiera sido forzada, o que de otro modo se apreciara el acceso de terceras personas a la vivienda; resultando que los daños, eminentemente intencionales, como resulta de las fotografías obrantes en autos e informa el perito, fueron causados por los acusados inquilinos, pues ellos eran los ocupantes de la vivienda, sin que hayan dado una explicación razonable acerca de tan importantes daños y suciedad en la vivienda, que conforme al contrato de arrendamiento se encontraba en estado de servir al fin para el que se arrendó, así como consta en el contrato que inspeccionaron la vivienda antes de ocuparla, no siendo creíble que la ocuparan sin haberla visto, por más que se encontraran en la necesidad imperiosa de alquilar una vivienda, pues no se antoja imposible encontrar en la ciudad de Logroño un alquiler similar al pactado en este caso.

Los acusados fueron las personas que causaron dolosamente los daños apreciados en la vivienda sin justificación y con evidente animus damnandi, debiendo recordarse que la jurisprudencia unánime del Tribunal Supremo tiene declarado que los delitos de daños vienen conceptuados por la doctrina como delitos contra el patrimonio sin enriquecimiento, esto es, que el menoscabo de bienes ajenos, no se impulsa por el ánimo de lucro, ni tampoco un específico «ánimas nocendi» y así la STS de 19 de junio de 1995 establece «no es preciso para que exista el delito de daños el elemento subjetivo del injusto típico consistente en una especifica intención de dañar, como señala la STS de 3 de junio de 1995 , basta en todo caso con la existencia de un dolo genérico», pero siempre bajo la causalidad de un «ánimas damnandi» o intención concreta de causar un detrimento patrimonial de forma consciente y voluntaria en un bien ajeno, cuya propiedad esta protegida por el derecho y cuyo detrimento es valorable económicamente, cualquiera que sea su íntima motivación, salvo que se acredite otro propósito que pueda exculpar su acción.»

Si quieres leer más sobre el delito de daños en las viviendas arrendadas pincha aquí.

–  Audiencia Provincial de Vizcaya (Sección 2ª), sentencia 20.06.2016:

» La sentencia recurrida establece la condena sobre la existencia de indicios acreditativos de la autoría por el acusado de las dos acciones que integran un delito continuado de daños. La forma clandestina de ejecución, en lo relativo a la tala de árboles y setos, es la que obliga a una especial labor de inferencia a partir de los indicios existentes. Así opera la Juzgadora y el Tribunal ratifica el razonamiento y la valoración efectuada.
Tras exponer los requisitos que deben reunir los indicios para constituir prueba de cargo con la que quede destruida la presunción de inocencia ¿ser varios, acreditados, relativos al núcleo de la acusación- se concluye que en el caso están constituidos por la realidad de la tala, el aviso mediante la carta de que estaban a menor distancia, la ausencia de actuaciones anteriores respecto a ninguna otra persona ni ninguna otra persona que pudiera tener interés en ellos o que se les hubiera dirigido a los propietarios con advertencia o comunicación de ningún tipo.
Este conjunto probatorio y la inferencia realizada apuntan de modo inequívoco al acusado, con exclusión de otras posibilidades razonable que por otra parte este no ofrece.»

–  Audiencia Provincial de Barcelona (sección 2ª), sentencia 10.02.2012:

«A la vista de la prueba practicada el Tribunal no puede compartir el criterio del Juzgador a la hora de calificar los hechos probados -que no discute la parte apelante- como una mera falta de daños pues si bien es lógico entender que no existía dolo directo de causar daños en la cerradura éstos, cuyo importe excede de los 400 euros según pericial que no se discute, le son imputables en concepto de dolo eventual pues responde a las reglas normales de experiencia el que el fuego pueda deteriorar el sistema electrónico de la cerradura de una puerta y aceptó dicha posibilidad, aunque no la buscara directamente, al quemar determinadas prendas que suponían la dilatación de dicha cerradura -lo que se acepta como probado- de forma que dicha cerradura resultaba inservible no permitiendo la apertura de la puerta razón por la cual tuvieron que forzarla.

Se declara igualmente probado, dentro de los diversos conceptos que integran los daños causados, que la mera reposición de la cerradura, incluso sin tener en cuenta la mano de obra necesaria para su cambio, asciende a 500 euros de forma que, sin necesidad de acudir a otros conceptos, se cumple integramente el tipo del delito de daños por el que venía siendo acusada.»

Comentarios

  1. juan

    Saludos, no comprendo bien el art. 263.2.1º, mi pregunta..
    El pinchazo intencionado de una rueda de un vehículo policial (inferior a 400 €), podría entenderse como un delito menos grave por tratarse integrado en ese apartado?
    en la mísma linea, podría incluirse la rotura de unas gafas (inferiro a 400) de «un particular que contribuye a la ejecución o aplicación de las Leyes o
    disposiciones generales» por ejemplo un vigilante de seguridad de un centro comercial?
    muchas gracias anticipadas

    • Yorkk

      Art. 24 código penal, ahí está la definición de autoridad

  2. Yolanda

    Delito ? Daños.tube un inkilino q me destrozó el piso ..me robo . Me dejó de pagar . Y el día q ya no pudo hacer más daño se marchó. Y la justicia? No se donde esta . Puse denuncia vino un perito a hacer fotos y demás y de esto hace ya dos años

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Info

Mundo Jurídico Info S.L.P, es el responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario, por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

  • Fin del tratamiento: mantener una relación de envío de comunicaciones y noticias sobre nuestros servicios y productos a los usuarios que decidan suscribirse a nuestro boletín. Igualmente utilizaremos sus datos de contacto para enviarle información sobre productos o servicios que puedan ser de interés para el usuario y siempre relacionada con la actividad principal de la web, pudiendo en cualquier momento a oponerse a este tratamiento. En caso de no querer recibirlas, mándenos un email a: info@mundojuridico.info indicándonos en el asunto “No Publi”.
  • Legitimación: está basada en el consentimiento que se le solicita a través de la correspondiente casilla de aceptación.
  • Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos.
  • Destinatarios: no se cederán a ningún tercero.
  • Derechos que asisten al Usuario:
    1. Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho a oponerse y a la portabilidad de los datos personales. Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
    2. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control si no ha obtenido satisfacción en el ejercicio de sus derechos, en este caso, ante la Agencia Española de protección de datos

Puede ejercer estos derechos mediante el envío de un correo electrónico o de correo postal, ambos con la fotocopia del DNI del titular, incorporada o anexada:

Si desea ampliar información sobre la política de privacidad de nuestra empresa, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://www.mundojuridico.info/politica-de-privacidad/

Destacados