Delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad

Dentro del actual delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad están comprendidos los supuestos de resistencia pasiva grave y los de resistencia activa simple o no grave.

Veamos algunas cuestiones sobre el delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad.

Tres cuestiones a tener en cuenta:

1ª.- Cuando la resistencia a los agentes de la autoridad es ACTIVA GRAVE, se considera un DELITO DE ATENTADO previsto en el artículo 550 del Código Penal.

«Son reos de atentado los que agredieren o, con intimidación grave o violencia, opusieren resistencia grave a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o los acometieren, cuando se hallen en el ejercicio de las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas.».

 

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

2ª.-  Cuando la resistencia a los agentes de la autoridad es ACTIVA SIMPLE («no grave») o es una resistencia PASIVA GRAVE esteremos ante un DELITO DE RESISTENCIA del artículo 556 Código Penal.

«los que, sin estar comprendidos en el artículo 550, resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones, o al personal de seguridad privada, debidamente identificado, que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.»

 

3ª.-  Cuando la resistencia PASIVA a los agentes de la autoridad es LEVE («no grave») los hechos han quedado despenalizados, pudiendo ser constitutivos de una sanción por aplicación de la Ley de Protección a la Seguridad Ciudadana.

 

La pena por el DELITO DE RESISTENCIA GRAVE a los agentes de la autoridad prevista en el artículo 556 del Código Penal será de:

  • pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a dieciocho meses Delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad

 

Delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad. SENTENCIA del Tribunal Supremo (Sala 2ª) de fecha 20.12.2017:

Veamos como interpreta el Tribunal Supremo el delito de residencia grave a los agentes de la autoridad conforme al Nuevo Código Penal:

 

Supuesto de hecho:

Un  señor que conducía su vehículo es sancionado por agentes de la Policía Local, iniciando el acusado una actitud agresiva contra los agentes consistente en levantar los brazos para llamar la atención del resto de ciudadanos, solicitando uno de los agentes de depusiera de dicha actitud, no atendiendo el acusado a la órdenes, momento en que con atención de menoscabar el principio de autoridad, el acusado alzando su brazo se abalanzó con el puño cerrado contra el agente, con la intención de agredirle, debiendo el resto de compañeros de la policía local que acudieron en apoyo hacer uso de la fuerza proporcionalmente necesaria para reducirlo, haciendo todo lo posible el acusado para evitar ser detenido, lanzando patadas y forcejeando violentamente, teniendo que ser reducido en el suelo.

 

Fundamentos jurídicos

En lo que al delito de resistencia se refiere, tras la reforma del Código Penal en julio de 2015, siguen incorporados al artículo 556.1 Código penal los supuestos de RESISTENCIA PASIVA GRAVE y los de RESISTENCIA ACTIVA que no sean graves.

En consecuencia cabe concluir con respecto a los AGENTES DE LA AUTORIDAD lo siguiente:

1.-  La resistencia ACTIVA GRAVE sigue constituyendo delito de atentado del artículo 550 Código Penal.

En la nueva redacción del precepto se incluye como modalidad de atentado la resistencia grave, entendido como aquella que se realiza con intimidación grave y violenta.

 

2.-  La resistencia ACTIVA NO GRAVE ( o simple) y la resistencia PASIVA GRAVE siguen siendo subsumibles en el delito de resistencia del artículo 556 Código Penal.

Aunque la resistencia del artículo 556 Código Penal, es de carácter pasivo, puede concurrir alguna manifestación de violencia o intimidación, de tono moderado y características más bien defensivas y neutralizados, cual sucede, por ejemplo en el supuesto del forcejeo del sujeto con los agentes de la autoridad.

 

3.-  La resistencia PASIVA NO GRAVE (o leve) contra la autoridad supone delito leve de resistencia. Cuando hablamos de autoridad no se incluyen «agentes de la autoridad«.

 

4.-  La resistencia PASIVA NO GRAVE (o leve) contra agentes de la autoridad ha quedado despenalizada (Ley de Protección a la Seguridad Ciudadana)

 

En el presente supuesto que acabamos de ver, el Tribunal Supremo considera que por el acusado se ejerció violencia y resistencia activa, por lo que fue benignamente calificados los hechos como delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad y no como atentado  que parece más propio teniendo en cuenta los hechos probados.

 

Fallo:

Se confirma la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de condenar al acusado como autor de un delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad a la pena de 10 meses de multa con una cuota diaria de 8 euros.

 

© mundojuridico.info - Delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One Response to Delito de resistencia grave a los agentes de la autoridad

  1. Paula Torres en 26 de julio, 2018 de 11:28

    Buenos días,
    a mí me ha llegado una multa de 601 euros por desobediencia a la autoridad, considerada falta grave. Me negué a identificarme en un principio y, luego de estar charlando, al final accedí. Ahora me llega esto y quería saber si me vale la pena recurrir esto que considero injusto o si nadie le va a quitar nunca la razón a un guardia civil aunque no la tenga. Muchas gracias.

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.