Desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia

23 de abril, 2018
2 comentarios

El delito de desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia y el delito por conducir bajo el efecto del alcohol, son dos delitos distintos.

Hablamos de las particularidades del delito de desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

Cuando una persona va conduciendo un vehículo y sufre un accidente de tráfico o es parado en un control rutinario por la Guardia Civil, Policia autonómica o local, es posible que le inviten a someterse a un test de alcoholemia.

Si se niega a realizar dicha prueba, casi con toda seguridad va a ser imputado penalmente por la comisión de DOS DELITOS DISTINTOS:

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

1º) Delito de desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia (artículo 383 Código Penal), y

2º) Delito de conducción bajo el efecto de bebidas alcohólicas (art. 379.2 Código Penal).

En este artículo y aunque sea una posición minoritaria de los Tribunales, vamos a exponer los criterios por los que este sector considera que en estos casos, SOLO PODRA CONDENARSE por el delito de desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia (art. 383 CP) pero NO PODRÁ SER CONDENADO TAMBIÉN POR EL OTRO DELITO DE CONDUCCION BAJO EL EFECTO DE BEBIDAS ALCOHOLICAS (art. 379.2 CP.)

ADVERTENCIA:  En Marzo de 2017 se ha dictado sentencia por el Pleno del Tribunal Supremo (Sala 2ª) en la que se declara que se cometerá un delito contra la seguridad vial previsto en el art. 383 Código penal («delito de desobediencia por no someterse alas pruebas de alcoholemia o test de drogas») si el conductor se niega a someterse a la SEGUNDA PRUEBA DEL TEST DE ALCOHOLEMIA. PINCHA AQUÍ PARA VER LA NOTICIA

Regulación de ambos delitos en el Código Penal:

– El delito de desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia viene dispuesto en el artículo 383 del Código Penal: » El conductor que, requerido por un agente de la autoridad, se negare a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a que se refieren los artículos anteriores, será castigado con la penas de PRISIÓN DE SEIS MESES A UN AÑO y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por TIEMPO SUPERIOR A UNO Y HASTA CUATRO AÑOS

– El delito de conducción bajo el efecto de bebidas alcoholicas viene establecido en el artículo 379.2 del Código Penal:  «Con las penas de  PRISIÓN DE TRES A SEIS MESES o con la de MULTA DE SEIS A DOCE MESES o con la de TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD DE TREINTA Y UNO A NOVENTA DIAS, y, en cualquier caso, con la de PRIVACIÓN DEL DERECHO A CONDUCIR  vehículos a motor y ciclomotores por TIEMPO SUPERIOR A UNO Y HASTA CUATRO AÑOS,  será castigado el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.»

Desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia

Criterios de la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 17ª) sobre la imposibilidad de condenar por ambos delitos:

Este Tribunal considera, y para ello vamos a analizar la sentencia de 11 de marzo de 2015, las razones por las que en estos casos de negativa al sometimiento de las pruebas de alcoholomia, el acusado solo puede ser condenado por un DELITO del artículo 383 Código Penal pero no por el delito del artículo 379.2 de la citada Ley.

1º.-  No existe ningún tipo de discusión respecto al bien jurídico protegido en el artículo 379 Código Penal, la seguridad del tráfico.

2º.- El actual artículo 383 del Código Penal -conforme a la redacción dada por Ley Orgánica 15/2007-  ya no se remite al delito de desobediencia, configurándolo como un delito plenamente individualizado y específico «contra la seguridad vial«, sin perjuicio de que imponga una pena mayor ante la conducta de negarse a someterse a las pruebas de detección alcohólica cuando sean requeridos por los agentes de la autoridad, requerimiento que éstos siempre hacen en cumplimiento de la normativa que regula la conducción de vehículos a motor, bien Ley sobre Tráfico Circulación de Vehículos de Motor y Seguridad Vial (Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo), bien el Reglamento General de Circulación, bien la específica normativa del Código Penal para perseguir los delitos tipificados en el capítulo IV del Título VII (contra la seguridad colectiva), los «delitos contra la seguridad vial». Es concluyente por lo tanto que el artículo 383 protege esencialmente la seguridad vial.

3º.-  Se hace preciso por lo tanto estudiar si la aplicación simultánea de los artículos 379.2 y 383 del Código Penal, es ajustada a derecho o infringe el principio «non bis in idem« (No puede ser condenada una persona dos veces por los mismos hechos).

4º.-  A la hora de examinar los hechos objeto de acusación y los bienes jurídicos supuestamente vulnerados, no puede realizarse por separado y de forma independiente, tal como ha hecho la sentencia apelada: por un lado, la supuesta conducción bajo influencia de bebidas alcohólicas y, por otro lado, la posterior negativa del conductor a someterse a las pruebas de detección alcohólica.

5º.-  Según consta en el atestado, la actuación de los Policias locales se produce porque momentos antes de su intervención el acusado había perdido el control de su vehículo y había colisionado contra otros estacionados. A raiz de ese accidente los agentes de la Policía local proceden a practicar, o a intentar practicar, las pruebas para detectar la posible intoxicación etílica.

6º.- La seguridad del tráfico por lo tanto se ha puesto en peligro en un momento anterior a la intervención de los agentes, el riesgo se ha producido, el delito supuestamente se ha consumado, en el momento en el que el acusado conducía bajo la influencia de bebidas alcohólicas, no en el momento de la realización de las pruebas de alcoholemia. La actuación de los agentes simplemente intenta acreditar, probar, la realidad o no de la ingestión de bebidas alcohólicas.

7º.- La negativa del conductor a someterse a la prueba de alcoholemia no supone una nueva situación de riesgo, poniendo en un nuevo peligro la seguridad del tráfico. Se llega por tanto a DOS CONCLUSIONES:

  • Tanto el artículo 379.2 como el art. 383 del Código Penal PROTEGEN LA SEGURIDAD VIAL.
  • En los hechos descritos y objeto de acusación solamente se ha puesto en peligro la seguridad vial EN UNA SOLA OCASIÓN.

8º.-  En el presente caso y concluido lo anterior, no nos cabe duda que la CONDENA POR AMBOS DELITOS supone una clara vulneración del principio NON BIS IN IDEM, debiéndose penar exclusivamente el delito penado más gravemente, que es el de la desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia del artículo 383 CP, y debiéndose absolver del otro delito del artículo 379.2 del Código Penal.

 

CONCLUSION:

Si la Policía o guardia Civil te invita a efectuar un test de alcoholemia, lo mejor para evitar que te imputen un delito de desobediencia, es que te sometas a efectuar dichas pruebas.

© mundojuridico.info - Desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Responses to Desobediencia por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia

  1. jeronimo en 26 de septiembre, 2017 de 22:40

    Si el señor del coche sigue r que r , que no hace la prueba de alcoholemia , ente caso se le inmoviliza el coche o se le imputa el delito y se le deja ir

  2. juan Antonio Ojeda Hernandez en 5 de marzo, 2019 de 13:02

    Buenas todo comenzo en una retonda, la cual encontre un vehiculo conducido por una señora que se encontraba a mi derecha pase la retonda y al parecer ella se puso nerviosa yo pase rapido no mas de 30 por hora ya que las condiciones no lo permiten, el caso es que yo havia bebido antes de la cena dos cervezas y un par de vasos de vino, pare el coche y fuy a pedirle disculpas a la mujer le comente que yo tenia preferencia ya que iva por la via principal y ella me sale por la derecha en eso que vienen los policias locales ya me pusieron contra la pare y se formo un revuelo esajerado llegaron a juntarse asta cuatro coches, no hubo acidente alguno, me senti acosado de tal manera que me negue a pasar la prueva de alcoholemia, me retiraron el carnet,tarjeta naranja ing,y el coche se lo llebaron al deposito el cual despues de pagar multa por el enganche de 40eur, esta en mi barrio,parado ya que me quitaron carnet y no puedo conducir hasta la citacion juicio el 13 de marzo alas 9,15 de la mañana en juzgados de la laguna santa cruz de Tenerife, pd,no consumo droga alguna ya que soy donante, bebo casualmente etc, le agradeceria un asesoramiento de lo que me puede caer, muchas gracias de antemano,un saludo,

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.