División de cosa común y acción de reembolso

División de cosa común y acción de reembolso

Procede en un solo procedimiento ejercitar la división de cosa común y acción de reembolso si existe un crédito a favor de algún condómino.

Hablamos sobre la posibilidad del ejercicio conjunto de la acción de división de cosa común y acción de reembolso, que como veréis, suelen plantearse con relativa frecuencia.

Ejemplo de división de cosa común y acción de reembolso

Una pareja se compró un piso al 50% proindiviso cada uno. Tras la ruptura de la pareja uno de ellos viene pagando la totalidad de las cuotas hipotecarias porque el otro no quiere.

Como quiera que no se ponen de acuerdo en la forma de deshacer el proindiviso, el miembro de la pareja que paga la hipoteca plantea en el Juzgado una demanda de división de cosa común.

¿Puede acumular a dicha acción de división de cosa común la acción de reembolso por las cantidades que ha pagado de hipoteca por el otro copropietario?

Antes de ver la respuesta veamos en qué consisten ambas acciones:

Acción de división de cosa común

La acción de división de cosa común es aquella encaminada a disolver el condominio que existe sobre un bien.

Ejemplo:  Un piso pertenece (bien por herencia, bien por compra) a más de una persona y como no se ponen de acuerdo a la hora de disolver el condominio, interpone un procedimiento de división de cosa común.

Acción de reembolso

La acción de reembolso sería la encaminada a reintegrarse de las cantidades que una persona se ha visto obligada a pagar en nombre de la otra, al ser los dos deudores solidarios frente a un tercero. Imaginaros que un piso se ha comprado por 2 personas al 50% y el Banco les ha concedido una hipoteca.

Si una persona no paga su parte del recibo de hipoteca la vivienda saldrá a subasta, por lo que el otro copropietario se ve obligado a pagar la totalidad del recibo y a su vez tiene una acción de reembolso contra el otro copropietario para reclamarle la parte no abonada.

Acumulación de las acciones de división de cosa común y reembolso

En los procedimientos en los que se ejercita una acción de división de cosa común y acción de reembolso es habitual que la parte demandada alegue indebida acumulación de ambas acciones al amparo de lo dispuesto en el art. 71.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil:

» Será incompatible el ejercicio simultáneo de dos o más acciones en un mismo juicio y no podrán, por tanto, acumularse cuando se excluyan mutuamente o sean contrarias entre sí, de suerte que la elección de una impida o haga ineficaz el ejercicio de la otra u otras.»

Recordar, igualmente, que en un procedimiento de división de cosa común donde se haya ejercitado conjuntamente la acción de reembolso, el demandado podría alegar la compensación de créditos vía excepción.

¿Cómo resuelven los Tribunales la acumulación de las acciones de división de cosa común y la acción de reembolso?

Audiencia Provincial de Badajoz, Mérida (Sección 3ª), sentencia de fecha 27.12.2019:

«…La acumulación de pretensiones que implica la reconvención, así como la acumulación de procesos, se justifica en razones de conveniencia práctica u oportunidad que pretenden, por un lado, evitar que recaigan sentencias contradictorias y, de otro, favorecer el principio de economía procesal. La inadmisión a trámite de la reconvención procederá, conforme al artículo 406 LEC , en los casos en que sea inconexa con la pretensión principal o también cuando no concurran los presupuestos procesales relativos a la competencia objetiva y al procedimiento adecuado.

La conexión entre las pretensiones de la demanda principal y de la reconvención está regulada en la Ley de Enjuiciamiento Civil de forma amplia, esto es, con criterios extensivos, como se desprende del artículo 72 LEC:

«podrán acumularse, ejercitándose simultáneamente, las acciones que uno tenga contra varios sujetos o varios contra uno, siempre que entre esas acciones exista un nexo por razón del título o causa de pedir. Se entenderá que el título o causa de pedir es idéntico o conexo cuando las acciones se funden en los mismos hechos», que ha dado entrada, con carácter general, a los criterios de conexión impropia (esto es, por comunidad de hechos o problema jurídico) que no recogía la LEC de 1881 y únicamente se admitía en nuestro derecho en supuestos muy concretos.

Si esto es así y en la demanda se interesa la división de la cosa común la conexión posible estaría relacionada con la división de ese bien, y en este sentido pretendiendo el demandado con su demanda reconvencional liquidar la totalidad de los gastos y cargas del bien extendiendo la pretensión de la demanda que se refería a la hipoteca no hay duda de que existe conexión y que el recurso debe ser estimado, como así lo han entendido entre otras, resoluciones de la AP de las Islas Baleares que admite la acción de división de la cosa común con reconvención sobre reclamación de cantidad referida a gastos efectuados en la cosa común, o la Sentencia de la AP de Gran Canaria de 9 de noviembre de 2016 o la sentencia de la AP de Alicante de 31 de octubre de 2016 cuya Sección 9ª admite la reconvención relativa a rendición de cuentas respecto del inmueble común.»

Audiencia Provincial de León (sección 2ª), auto de fecha 27.07.2018:

«En el presente caso, D. Santiago, acordada la disolución del matrimonio, promueve demanda en base al artículo 400 del Código Civil, a fin de conseguir la división de la cosa común y puesto que el bien es indivisible solicita su adjudicación a la demandada, Dª Luisa, compensando al actor en las cantidades correspondientes, o que se proceda a su venta en pública subasta, distribuyéndose el precio que fuere obtenido conforme a las aportaciones y gastos asumidos por cada uno de los copropietarios.

Por su parte, la Sra. Luisa , como quiera que, según pretende el Sr. Santiago tiene contraído un crédito con ella por los gastos y desembolsos efectuados en relación a la vivienda y que siendo comunes han sido asumidos exclusivamente por la misma, solicita, por vía reconvencional que, previa declaración de la deuda, se acuerde compensar el crédito a su favor con la entrega incondicional de la vivienda.

En definitiva, lo que persigue es la liquidación del condominio en la proporción que corresponde a cada propietario, previa liquidación de los costes desembolsados para su adquisición .

Resulta pues más que evidente la conexión existente entre la pretensión articulada por vía reconvencional y la acción de división de cosa común que es objeto de la demanda principal, de ahí que no pueda compartirse en este punto el criterio de la juzgadora de instancia negando la procedencia de enjuiciamiento de aquella primera pretensión.»

Audiencia Provincial de Asturias (Sección 4ª) sentencia de fecha 3.03.2015:

«En el caso de autos las acciones ejercitadas dimanan de un mismo título, la copropiedad que recae sobre determinados bienes inmuebles, tratándose de acciones conexas. Se persigue la liquidación de una copropiedad entre los miembros que la integran.

Para ello no basta con conocer el porcentaje que cada condómino tiene en la copropiedad, sino que es este el momento para determinar si alguno de ellos tiene un crédito frente al otro, si ha satisfecho, en exclusiva, algún pago necesario para la adquisición de ese condominio, pago que debería haberse realizado por todos los propietarios con arreglo al porcentaje que le corresponde en la copropiedad. Y es que sólo una vez realizada esa mutua y recíproca liquidación de créditos puede concretarse la suma que a cada uno le corresponde.

Es más, de no proceder a esa mutua y recíproca compensación de créditos, en este proceso y reservarlo par otro posterior, podría encontrarse con la aplicación del efecto preclusivo del artículo 400 del Código Civil».

Conclusión:

Es procedente que en un mismo procedimiento judicial se ejercite junto con la acción de división de cosa común y acción de reembolso cuando uno de los comuneros ostente un crédito frente al otro derivado del mismo título.

Comentarios

  1. Alfonso Ruiz

    Buenas tardes,
    Tenemos una vivienda procedente de una herencia. El 50% en favor de mi hermano, el otor 50% en usufructo para mi madre y de ese 50% a partes iguales entre mis dos hermanas y yo. Mi hermano que dispone del 50% quiere comprar nuestra parte, es decir, la mía, la usufructaria de mi madre y la de mis dos hermanas. Todos estamos de acuerdo menos una de mis hermanas que no se pronuncia al respecto.¿Qué se puede hacer en estos casos? ¿Recurrir a la División de Cosa Común?
    También hay otra vivienda pero en este caso mi hermana tiene el 40%, mi madre el 100% del usufructo y el resto tenemos el 2,5%, 2,5% y el 5%. Les hemos ofrecido a la que tiene el 40% y al morir mi madre pasará lo de ella a ella, que nos compre nuestras partes (2,5%, 2,5% y 5%). ¿Cómo se puede resolver este asunto?

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Info

Mundo Jurídico Info S.L.P, es el responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario, por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

  • Fin del tratamiento: mantener una relación de envío de comunicaciones y noticias sobre nuestros servicios y productos a los usuarios que decidan suscribirse a nuestro boletín. Igualmente utilizaremos sus datos de contacto para enviarle información sobre productos o servicios que puedan ser de interés para el usuario y siempre relacionada con la actividad principal de la web, pudiendo en cualquier momento a oponerse a este tratamiento. En caso de no querer recibirlas, mándenos un email a: info@mundojuridico.info indicándonos en el asunto “No Publi”.
  • Legitimación: está basada en el consentimiento que se le solicita a través de la correspondiente casilla de aceptación.
  • Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos.
  • Destinatarios: no se cederán a ningún tercero.
  • Derechos que asisten al Usuario:
    1. Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho a oponerse y a la portabilidad de los datos personales. Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
    2. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control si no ha obtenido satisfacción en el ejercicio de sus derechos, en este caso, ante la Agencia Española de protección de datos

Puede ejercer estos derechos mediante el envío de un correo electrónico o de correo postal, ambos con la fotocopia del DNI del titular, incorporada o anexada:

Si desea ampliar información sobre la política de privacidad de nuestra empresa, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://www.mundojuridico.info/politica-de-privacidad/

Destacados