El delito por exceso de ruido

El delito por exceso de ruido está castigado en el Código Penal con pena de prisión hasta 2 años, más multa de 10 a 14 meses e inhabilitación especial.

El delito por exceso de ruido cada vez es más frecuente que se vea en los Tribunales debido sobre todo a la mayor sensibilidad en la protección del medio ambiente y la salud física y psíquica de la personas que se ven afectadas por contaminación acústica.

El artículo 325 del Código Penal, tras la última reforma en vigor a partir del 1 de julio de 2015,  establece que:

« 1.- Será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años, multa de diez a catorce meses e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a dos años el que, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general protectoras del medio ambiente, provoque o realice directa o indirectamente emisiones, vertidos, radiaciones, extracciones o excavaciones, aterramientos, ruidos, vibraciones, inyecciones o depósitos, en la atmósfera, el suelo, el subsuelo o las aguas terrestres, subterráneas o marítimas, incluido el alta mar, con incidencia incluso en los espacios transfronterizos, así como las captaciones de aguas que, por sí mismos o conjuntamente con otros, cause o pueda causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o de las aguas, o a animales o plantas».

El delito por exceso de ruido

 

Como podemos observar, el delito por exceso de ruido lleva una tripe imposición de pena:

Pena de prisión (de 6 meses hasta 2 años).

Penal de multa (de 10 a 14 meses).

Pena inhabilitación ejercicio profesión (de 1 a 2 años).

Dependiendo de la pena a impuesta el plazo de cancelación de los antecedentes penales, variará entre los 2 y los 3 años desde el cumplimiento de la pena.

 

El delito por exceso de ruido. Diferencias con la infracción administrativa.

No basta la mera trasgresión de una disposición administrativa general protectora del medio ambiente para que pueda actuar el Derecho Penal. Se requiere algó más:

El citado artículo 325 del Código Penal revela que es la gravedad del riesgo producido la nota clave que permitirá establecer la frontera entre el ilícito meramente administrativo y el ilícito penal.

La sanción penal debe reservarse, por consiguiente, para aquellas conductas que pongan el bien jurídico protegido (el medio ambiente) en una situación de peligro grave, correspondiendo la protección ordinaria, tanto preventiva como sancionadora, a la actuación y regulación administrativa.

Para que se cometa este delito no se requiere la producción del perjuicio, sino que basta con la capacidad de producirlo.

El delito por exceso de ruido cuando afecta a las personas:

El artículo 45 de la Constitución hace referencia al desarrollo de la persona y a la protección y mejora de su calidad de vida. Sobre esta cuestión de la salud de las personas es donde debe orientarse principalmente la protección penal  y fijar su atención prioritaria, aunque nadie discute que la protección alcanza al medio ambiente transcendiendo por tanto de los exclusivos derechos fundamentales de titularidad individual, como se desprende de la Sentencia del Tribunal Constitucional de 23 de Febrero de 2004 en la que se reconoce que el ruido no es sólo un factor psicopatógeno sino también una fuente permanente de perturbación de la calidad de vida de los ciudadanos.

El delito por exceso de ruido exige gravedad:

Además del peligro de los bienes constitucionalmente protegidos (salud, calidad de vida, etc,) se exige que esa puesta en peligro lo sea con entidad y gravedad suficiente para que se justifique la intervención del Derecho Penal.
Respecto al requisito de la gravedad se pronuncia la Sentencia del Tribunal Supremo (Sala 2ª) de 30 de enero de 2002 en la que se declara que la exigencia de que el peligro sea grave atribuye a los Tribunales una labor de concreción típica, que un sector doctrinal considera que es función propia del legislador. Semánticamente «grave» es lo que produce o puede producir importantes consecuencias nocivas, lo que implica un juicio de valor. Para encontrar el tipo medio de gravedad a que se refiere el art. 325 del CP habrá que acudir, a la medida en que son puestos en peligro, tanto el factor antropocéntrico, es decir, la salud de las personas, incluida la calidad de vida por exigencia constitucional, como a las condiciones naturales del ecosistema (suelo, aire, agua) que influyen por tanto, en la tierra, fauna y la flora puestas en peligro.

OBSERVACIÓN:

Al margen del delito por exceso de ruido, también queremos dejar señalado que existen acciones judiciales civiles contra el causante de dichas molestias, como por ejemplo la acción de cesación por actividades molestas que la Ley de Propiedad Horizontal le confiere a la Comunidad de propietarios.

© mundojuridico.info - El delito por exceso de ruido

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 Responses to El delito por exceso de ruido

  1. martinaval en 28 de mayo, 2015 de 17:40

    Hola, quería saber cómo puedo denunciar el hecho de que unos adolescentes se reúnan en la plaza de debajo de mi casa para hacer botellón los fines de semana y me dificulten por ello las horas de sueño. Ante qué órgano procedería mi demanda o alguna ley que me amparase. Gracias.

  2. Miguel en 19 de abril, 2018 de 13:30

    Buenos días

    vivo en una comunidad de vecinos en Las Rozas de Madrid, recientemente el ayuntamiento amplió el punto limpio, creando una zona para residuos de poda que incluye maquinaria que «rompe» todos esos restos. Han establecido un horario de 10 a 15 de la tarde, pero el ruido es continuo, insoportable, carece de medida alguna de insonorización ¿Cabría denunciar? ¿la denuncia sería contra el ayuntamiento?

    • Inmaculada Castillo en 19 de abril, 2018 de 17:58

      Hola Miguel,

      He leído tu consulta y creo que lo más acertado y rápido sería que te pusieras en contacto con mi compañero Francisco Sevilla a través de nuestro servicio de asesoría jurídica telefónica en el 807.502.004, y así él personalmente podrá abordar de manera detallada y sobre la marcha contigo las dudas que tienes, y la forma de proceder.

      http://www.mundojuridico.info/consultas-juridicas-por-telefono/

      Un saludo y gracias por visitar Mundojuridico.info

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.