Extinción de las obligaciones por la compensación legal

Extinción de las obligaciones por la compensación legal

La extinción de las obligaciones por la compensación legal es una de las formas previstas para que se dé por cumplida la obligación existente.

Antes de dar algunas notas sobre la extinción de las obligaciones por la compensación legal debemos recordar que la doctrina distingue entre 4 clases de compensación (aunque las más utilizadas son las 3 primeras):

1.- La COMPENSACIÓN LEGAL. En este sentido, la legal es la que regula el propio Código Civil en los artículos 1195 a 1202 y actúa aunque no tengan conocimiento de ella los acreedores y los deudores (artículo 1202). Sobre esta clase de extinción es sobre la que nos vamos a ocupar en este post.

2.- La JUDICIAL tiene lugar cuando es el juez el que la determina en cuanto pronuncia una sentencia que contiene una condena dineraria a favor de cada una de las partes y en contra de la otra, según las pretensiones de las mismas formuladas en el proceso; supuesto en el que lo que procede es fijar el saldo resultante a favor de una u otra parte tras desaparecer los respectivos créditos en la cantidad concurrente, de modo que tal extinción viene ordenada por el propio órgano jurisdiccional en sentencia y como resultado de un proceso.

3.- La CONVENCIONAL se da cuando las partes pactan la extinción recíproca de las obligaciones, pero sin concurrir los requisitos legales de la compensación (artículo 1255 Código civil).

4.- La FACULTATIVA tiene lugar cuando los obstáculos que impiden la compensación legal, son salvados de forma unilateral por aquel a quien favorece.

¿Cómo se extinguen las obligaciones por la compensación legal?

Como acabamos de decir, la compensación legal es la que viene regulada en el Código Civil en los artículos 1195 al 1202.

El artículo 1195 Código civil dispone cuándo se entiende que se produce la compensación legal:

«Tendrá lugar la compensación cuando dos personas, por derecho propio, sean recíprocamente acreedoras y deudoras la una de la otra».

Requisitos para la compensación legal

Los establece el artículo 1196 del Código Civil:

1.º Que cada uno de los obligados lo esté principalmente, y sea a la vez acreedor principal del otro.

2.º Que ambas deudas consistan en una cantidad de dinero, o, siendo fungibles las cosas debidas, sean de la misma especie y también de la misma calidad, si ésta se hubiese designado.

3.º Que las dos deudas estén vencidas.

4.º Que sean líquidas y exigibles.

5.º Que sobre ninguna de ellas haya retención o contienda promovida por terceras personas y notificada oportunamente al deudor.

Diferencias entre la compensación legal de obligaciones y la judicial

En la compensación legal se cumplen los requisitos del artículo 1.196 del Código Civil, opera ipso iure («de pleno derecho») y, en consecuencia, puede plantearse como excepción haciéndola valer por el mecanismo procesal contenido en el artículo 408 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

En la compensación judicial falta el cumplimiento de alguno de los requisitos del artículo 1.196 Código Civil que pueden ser completados durante el procedimiento por decisión del Juez, por lo que es preciso ejercitar la acción que permita obtener el reconocimiento del crédito, su valor y exigibilidad, lo cual obliga a plantear la reconvención para producir los efectos extintivos de la obligación pretendida de contrario.

Sentencias sobre la extinción de las obligaciones por la compensación legal y judicial

Audiencia Provincial de Valencia (Sección 9ª), sentencia de 22.11.2017:

«En el presente caso, como bien motiva el auto de aclaración las deudas de la entidad y del demandado no son líquidas, precisamente porque el demandado ha impugnado la certificación de saldo aportada por el actor y no ha acreditado la totalidad de las cantidades abonadas, sin que tampoco este extremo fuera acreditado por la entidad a pesar del requerimiento judicial dirigido.

El argumento del demandado ha sido oportunamente valorado por la juez a quo, en el sentido de considerar totalmente devuelto el capital prestado.

Dada la ausencia de dicho requisito no nos encontramos ante una COMPENSACIÓN LEGAL ( art. 1195 y 1196 Código Civil) sino ante una COMPENSACIÓN JUDICIAL, cuyo pronunciamiento judicial de condena al actor sólo cabe en caso de reconvención, que no se ha presentado.»

Audiencia Provincial de Madrid (Sección 11ª), sentencia de 31 de marzo de 2008:

«Sobre la posibilidad de oponer la compensación de créditos por vía de excepción, sin que sea necesaria la formulación de reconvención, han de tenerse presente las diferentes clases de compensación que existen (legal, judicial o convencional), porque la posibilidad puede diferir, según algunas resoluciones judiciales, se trate de una u otra.

La COMPENSACIÓN LEGAL para que pueda operar exige, de acuerdo con lo previsto en los artículos 1.195 y 1.196 del Código Civil, la reciprocidad de los créditos, la homogeneidad de las prestaciones, la exigibilidad de las deudas, la liquidez de las mismas y la ausencia de retención o contienda judicial respecto de las deudas compensables.

La COMPENSACIÓN JUDICIAL se produce en aquellos supuestos en que los créditos no reúnen todos los requisitos necesarios para que opere la compensación legal. En este caso corresponderá al juez, por medio del proceso, subsanar la falta de alguno de ellos, que normalmente será el de la liquidez.

La compensación legal puede alegarse tanto por vía de excepción, cuando lo único que se pretenda es la desestimación total o parcial de la demanda con base en la estimación de un crédito compensable (absolución o reducción de la cuantía reclamada en la demanda), como por vía de reconvención, si siendo su crédito superior al del actor, además de solicitar la desestimación de la demanda, pretende que se condene a la otra parte al pago del exceso de su crédito.

Así lo ha entendido la jurisprudencia de manera reiterada, llegando incluso a señalar en alguna resolución relativa a la compensación legal, que ni siquiera es preciso alegarla como excepción expresa, bastando con que se aleguen hechos obstativos de la demanda del actor.

Más dudoso es, que la COMPENSACIÓN JUDICIAL pueda alegarse por vía de excepción, existiendo resoluciones en los tribunales contradictorias, pues mientras algunas la admiten (con el límite de que la cantidad que se compensa no puede originar un crédito en favor del demandado), citando las sentencias del Tribunal Supremo de 7 de junio de 1983 , 31 de mayo de 1985 , 7 de marzo de 1988 y 16 de noviembre de 1993 ), otras entienden que debe formularse siempre por vía reconvencional ya que requiere una actuación y pronunciamiento expreso del juez, independientemente de la cuantía inferior o superior de su crédito en relación con el del actor.

Esta polémica ha sido resuelta por el artículo 408 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , precepto que establece un nuevo trámite de alegaciones para el demandante cuando el demandado alegare un crédito compensable por vía de excepción, trámite que solo se inicia a instancia del demandante, no pudiendo acordar el Juzgado, de oficio, la comunicación del escrito de contestación a parte actora principal y si ésta no solicita la apertura del trámite de alegaciones respecto de la compensación invocada de contrario.»

OBSERVACIÓN:

Os recomendamos la lectura de nuestro artículos sobre:

«La compensación de créditos como causa de oposición a la ejecución«.

«crédito compensable en el juicio verbal«.

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Info

Mundo Jurídico Info S.L.P, es el responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario, por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

  • Fin del tratamiento: mantener una relación de envío de comunicaciones y noticias sobre nuestros servicios y productos a los usuarios que decidan suscribirse a nuestro boletín. Igualmente utilizaremos sus datos de contacto para enviarle información sobre productos o servicios que puedan ser de interés para el usuario y siempre relacionada con la actividad principal de la web, pudiendo en cualquier momento a oponerse a este tratamiento. En caso de no querer recibirlas, mándenos un email a: info@mundojuridico.info indicándonos en el asunto “No Publi”.
  • Legitimación: está basada en el consentimiento que se le solicita a través de la correspondiente casilla de aceptación.
  • Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos.
  • Destinatarios: no se cederán a ningún tercero.
  • Derechos que asisten al Usuario:
    1. Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho a oponerse y a la portabilidad de los datos personales. Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
    2. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control si no ha obtenido satisfacción en el ejercicio de sus derechos, en este caso, ante la Agencia Española de protección de datos

Puede ejercer estos derechos mediante el envío de un correo electrónico o de correo postal, ambos con la fotocopia del DNI del titular, incorporada o anexada:

Si desea ampliar información sobre la política de privacidad de nuestra empresa, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://www.mundojuridico.info/politica-de-privacidad/

Destacados