El inquilino se lleva muebles de la vivienda arrendada

Analizamos qué tipo delicitivo se puede cometer cuando el inquilino se lleva muebles de la vivienda arrendada, un delito de hurto o de apropiación indebida.

Si el inquilino se lleva muebles de la vivienda arrendada cuando deja el contrato (voluntaria o forzosamente), el arrendador puede interponer una denuncia penal por presunta comisión de un delito.

Esta actuación del inquilino ¿reúne los requisitos del delito de hurto o de apropiación indebida?

Antes de responder a esta pregunta, veamos qué establece el Código Penal respecto de cada una de estas dos conductas delictivas:

Abogado Francisco Sevilla Cáceres

Abogado Francisco Sevilla Cáceres

Delito de hurto (artículo 234 Código Penal):

” El que, con ánimo de lucro, tomare las cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño será castigado, como reo de hurto, con la pena de prisión de 6 a 18 meses si la cuantía de lo sustraído excediese de 400 euros.”

Delito de apropiación indebida (artículo 253 Código Penal):

” Serán castigados con las penas del artículo 249 (“prisión de 6 meses a 3 años“) o, en su caso, del artículo 250, salvo que ya estuvieran castigados con una pena más grave en otro precepto de este Código, los que, en perjuicio de otro, se apropiaren para sí o para un tercero, de dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble, que hubieran recibido en depósito, comisión, o custodia, o que les hubieran sido confiados en virtud de cualquier otro título que produzca la obligación de entregarlos o devolverlos, o negaren haberlos recibido.”

 

La Audiencia Provincial de Las Palmas (Sección 1ª), sentencia 4 de febrero de 2013:

En esta sentencia se argumenta que cuando el inquilino se lleva muebles de la vivienda arrendada estaremos frente a un delito de APROPIACIÓN INDEBIDA pero no ante un delito de HURTO, :

El inquilino se lleva muebles de la vivienda arrendada

Veamos los ARGUMENTOS más significativos:

1º.-  Aunque apreciásemos la existencia de error en la apreciación de las pruebas invocado y declarásemos probado que los acusados se llevaron de la vivienda arrendada la mayoría de los bienes reseñados en el inventario anexo al contrato de arrendamiento y que aquéllos tienen notoriamente un valor superior a 400 euros, no sería posible la condena de los acusados por un delito de hurto, en los términos pretendidos por el apelante, pues con ello se vulneraría el principio acusatorio, puesto que los hechos serían incardinables en un delito de apropiación indebida.

 

2º.- La razón es que no estaríamos ante un apoderamiento de bienes muebles contra la voluntad de su dueño, sino ante una posesión legítima de bienes muebles, con consentimiento de su propietario, derivada de un contrato de arrendamiento, título éste que generaba en los arrendatarios la obligación de devolver dichos bienes en el momento hasta el cual estuvieron en posesión legítima de la vivienda y de aquéllos, esto es, al practicarse la diligencia de lanzamiento.

 

3º.-  El Tribunal Supremo en sentencia de 3 de julio de 2006, pone de manifiesto:

“Es doctrina conocida de esta Sala que en delitos apropiativos o de apoderamiento patrimonial la infracción criminal se perfecciona cuando el sujeto activo ha tenido la posibilidad de disponer de la cosa o cosas apropiadas, aunque de facto no lo haya hecho.

… habría que distinguir entre los delitos de hurto y robo de los de apropiación indebida, para poner de manifiesto que la consumación en los primeros ha de ser posterior a un acto de desapoderamiento previo de la cosa mueble del poseedor legítimo de cuyo círculo de disponibilidad se extrae para quedar a merced de las facultades dispositivas del sujeto agente.

En la apropiación indebida esta primera fase no existe porque el sujeto activo tiene a su disposición la cosa por un título legítimo que le faculta para poseer (arrendamiento, cotitularidad dominical,…) . “

 

4º.- En otra sentencia del Tribunal Supremo de fecha 16.07.2007 se dice:

“El caso del incumplimiento de la devolución por el arrendatario de cosas muebles ha sido considerado como una de las obligaciones típicas cuyo incumplimiento da lugar a la apropiación indebida. La obligación de restitución de las cosas o su valor proviene del art. 1543 Código Civil, que establece que la entrega de la cosa es por tiempo determinado. El Pleno no jurisdiccional de esta Sala ha ratificado esta jurisprudencia.” 

 

CONCLUSION:

Según la jurisprudencia cuando el inqulino se lleva muebles de la vivienda arrendada la conducta deberá perseguirse como delito de apropiación indebida y no por hurto.

© mundojuridico.info - El inquilino se lleva muebles de la vivienda arrendada

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.