La falsedad inocua

La falsedad inocua

La falsedad inocua no está penada y se producirá cuando la falsedad no induce a error en el tráfico jurídico.

La falsedad inocua, existe cuando la falsedad documental no altera la verdad ni afecta a los bienes o intereses a cuya protección se encamina el documento.

En estos casos nuestro Tribunal Supremo ha considerado que no existe delito.

Requisitos de la falsedad inocua

La falsedad documental de forma general presupone la existencia de un documento verdadero que se altera o falsifica, convirtiéndolo así en falso.

La falsedad también puede consistir en la fabricación ex novo de un documento que es falso.

El delito de falsedad documental está regulado en los artículos 390 y siguientes de nuestro Código Penal y lo que se trata de proteger con estos delitos es la seguridad en el tráfico jurídico.

Para que nos hallemos ante del delito de falsedad documental es necesario, que el documento, aparte de ser idóneo para inducir a error, haciendolo pasar por legítimo o verdadero un signo ilegítimo o falso, ha de estar destinado a entrar en el tráfico jurídico y a producir efectos en él.

¿En qué consiste la falsedad inocua?

Sin embargo si falta esta objetiva capacidad para inducir a error en el tráfico jurídico, estaremos ante la llamada falsedad inocua  que ha sido despenalizada por nuestra jurisprudencia ( Sentencia del TS 5 -7-07 y St 9-10-08).

Supuestos de falsedad inocua

1.-Las falsedades inocuas, son aquellas que no afectan a ninguna de la funciones del documento (de perpetuación, probatoria y de identificación del emisor):

a) bien porque la falsedad o falsificación sea excesivamente tosca o burda (TS 13-7-10; 29-3-11).

b) bien porque no esté en absoluto destinada a su puesta en circulación (p.e. falsificaciones efectuadas por puro afán de coleccionismo, a título de juego o con ánimo de ejercitarse).

2.-Por otra parte, la falsedad para ser típica ha de incidir sobre aspectos esenciales del documento de que se trate, que son aquellos que afectan en definitiva a las funciones de garantía y de prueba que el documento está llamado a cumplir (TS 22-3-10, ).

Cómo distinguir entre la falsedad documental penalizada y la falsedad inocua

Para que exista el delito de falsedad es precisa la concurrencia de los siguientes requisitos:

a) Un elemento objetivo (consistente en la mutación de la verdad por medio de alguna de las conductas tipificadas en la norma penal).

b) Que dicha “mutatio veritatis” afecte a elementos esenciales del documento y tenga suficiente entidad para afectar a la normal eficacia del mismo en las relaciones jurídicas (de ahí que para parte de la doctrina no pueda apreciarse la existencia de falsedad documental cuando la finalidad perseguida por el agente sea inocua o carezca de toda potencialidad lesiva).

c) Un elemento subjetivo (consistente en la concurrencia de un dolo falsario, esto es, la concurrencia de la conciencia y voluntad de alterar la realidad)

De los anteriores requisitos,  la “mutatio veritatis”  es esencial,  por cuanto constituye presupuesto necesario de este tipo de delitos el daño real, o meramente potencial, en la vida del derecho a la que está destinado el documento, con cambio cierto de la eficacia que el mismo estaba llamado a cumplir en el tráfico jurídico

Y la razón de ello no es otra que, junto a la “mutatio veritatis” objetiva, la conducta típica debe afectar a los bienes o intereses a cuya protección están destinados los distintos tipos penales, esto es, al bien jurídico protegido por estos tipos penales.

De tal modo que deberá negarse la existencia del delito de falsedad documental cuando haya constancia de que tales intereses no han sufrido riesgo alguno.

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Info

Mundo Jurídico Info S.L.P, es el responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario, por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

  • Fin del tratamiento: mantener una relación de envío de comunicaciones y noticias sobre nuestros servicios y productos a los usuarios que decidan suscribirse a nuestro boletín. Igualmente utilizaremos sus datos de contacto para enviarle información sobre productos o servicios que puedan ser de interés para el usuario y siempre relacionada con la actividad principal de la web, pudiendo en cualquier momento a oponerse a este tratamiento. En caso de no querer recibirlas, mándenos un email a: info@mundojuridico.info indicándonos en el asunto “No Publi”.
  • Legitimación: está basada en el consentimiento que se le solicita a través de la correspondiente casilla de aceptación.
  • Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos.
  • Destinatarios: no se cederán a ningún tercero.
  • Derechos que asisten al Usuario:
    1. Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho a oponerse y a la portabilidad de los datos personales. Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
    2. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control si no ha obtenido satisfacción en el ejercicio de sus derechos, en este caso, ante la Agencia Española de protección de datos

Puede ejercer estos derechos mediante el envío de un correo electrónico o de correo postal, ambos con la fotocopia del DNI del titular, incorporada o anexada:

Si desea ampliar información sobre la política de privacidad de nuestra empresa, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://www.mundojuridico.info/politica-de-privacidad/

Destacados