La fianza del alquiler en las Islas Baleares

La fianza del alquiler en las Islas Baleares será de una mensualidad de la renta cuando sean viviendas y de dos cuando se alquilen locales de negocio.

La fianza del alquiler en las Islas BalearesAntes de dar comienzo a las peculiaridades del depósito de la fianza del alquiler en las Islas Baleares, como es costumbre cuando hemos hablado de esta cuestión en las distintas Comunidades Autónomas, vamos a recordar algunos aspectos básicos sobre la fianza en los arrendamientos urbanos, ya se trate de VIVIENDAS como de arrendamientos para USO DISTINTO AL DE VIVIENDA entre los que se encuentran incluidos los locales de negocio.

CUESTIONES GENERALES:

1ª.-  La fianza en los arrendamientos urbanos, ya sea una VIVIENDA o un local de negocio (USO DISTINTO AL DE VIVIENDA) se encuentra regulada en el artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

2ª.-  En dicho artículo se establece la «obligación» por parte del arrendador de depositar en la Comunidad Autónoma donde se encuentre ubicada la vivienda o local, una cantidad en metálico que se denomina fianza.

3ª.-  La obligación de depósito es del arrendador, quien a su vez, se la exigirá al arrendatario que en definitiva será quien se la abone. Aunque el arrendador no le exija dicha cantidad al inquilino, sigue teniendo la obligación de depositar el importe de la fianza en la Comunidad Autónoma.

4ª.-  El importe de la fianza que el arrendador debe depositar en la Comunidad Autónoma será de una mensualidad de la renta cuando se trate de vivienda y de dos mensualidades cuando se alquile un local de negocio.

5ª.-  Finalizado el contrato de arrendamiento, el arrendador deberá devolverle la fianza al arrendatario en el plazo del mes siguiente a la finalización del contrato y entrega de las llaves. En su defecto esa cantidad devengará el interés legal.

6ª.-  La fianza puede ser retenida por el arrendador y compensada con deudas que tenga el arrendatario provenientes del impago de la renta, de cantidades asimiladas a la renta como son la luz, agua, comunidad de propietarios, etc., o también responderá, de los daños que presente la finca cuando sea devuelta su posesión al arrendador.

7ª.-  Si se retiene la fianza sin motivo alguno, el arrendatario podrá interponer un procedimiento judicial para reclamar su importe.

8ª.-  Es importante que al finalizar el arrendamiento, el inquilino revise la vivienda o local junto con el propietario, firmando algún documento donde conste que se entrega la finca en perfecto estado. Si no aceptase el dueño a girar esa visita, es importante que el inquilino deje constancia del estado de la vivienda (fotografías, testigos o incluso acta notarial).

9ª.-  El importe de la fianza que debe ser depositada en la Comunidad Autónoma, no está reñido con la exigencia por el arrendador de otro tipo de cantidades complementarias para garantizar el cumplimiento del contrato de arrendamiento. Esto significa que además del importe de la fianza del art. 36 LAU puede exigirse la entrega de otros importes en metálico que se los quedaría en depósito el arrendador hasta la finalización del contrato.

10ª.-  Si el arrendador no deposita el importe de la fianza del art. 36 de la LAU, además de las sanciones y multas administrativas que le pueden ser impuestas, el arrendatario puede demandarlo si dicho incumplimiento le ha producido algún tipo de perjuicios (ejemplo: deducción del alquiler en Hacienda).

Regulación de la fianza del alquiler en las Islas Baleares

Cada Comunidad Autónoma tiene competencias para regular la fianza de los arrendamientos. En las Islas Baleares hay dos disposiciones que regulan la fianza:

  • Decreto 22/1989, de 22 de febrero, sobre creación y regulación del papel de fianzas.
  • Decreto 109/1990, de 13 de diciembre, que regula la inspección y recaudación de las fianzas.

Particularidades de la fianza del alquiler en las Islas Baleares:

Lo más llamativo de las disposiciones que hemos citados, según mi parecer, se resume en los siguientes puntos:

1º.-  La fianza se exigirá tanto a los arrendamientos como a los subarrendamientos de viviendas o locales de negocio.

2º.-  El importe de la fianza en los arrendamientos, como en los subarrendamientos, será de una mensualidad de la renta cuando se trate de vivienda y de dos mensualidades cuando se alquile un local de negocio. Cuando se trate de subarrendamientos parciales, será la mitad de las cantidades anteriores.

3º.-  Cuando se trate de arrendamiento de viviendas amuebladas, el importe el depósito de la fianza del alquiler en las Islas Baleares será de dos mensualidades de renta.

4º.-  Están exceptuados del depósito de la fianza los arrendamientos de viviendas de temporada de verano.

5º.-  El depósito de la fianza deberá hacerse dentro del plazo de los quince días siguientes al de formalización del contrato de arrendamiento.

6º.-  Existe un organismo inspector denominado «Inspección de Fianzas de Baleares» que se encargará del cumplimiento de esta normativa.

7º.-  Los recargos y sanciones cuando se detecta una infracción en materia de fianza, se remiten al Decreto 11 de marzo de 1949 sobre fianzas de arrendamientos.

La verdad es que hemos echado de menos en la página oficial del Gobierno Autonómico de las Islas Baleares información sobre la legislación o cuestiones relativas a la fianza en los alquileres, de ahí que desconozcamos, a salvo lo que hemos referido,  si están aplicando alguna normativa en materia de sanciones distinta a la citada.

© mundojuridico.info - La fianza del alquiler en las Islas Baleares

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.