Mediación en lo contencioso-administrativo

Mediación en lo contencioso-administrativo

El Consejo General del Poder Judicial introducirá la mediación en lo contencioso-administrativo.

El día 30 de mayo firmaron un acuerdo el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la fundación Valsaín, una fundación cuyo objeto es promover “los valores sobre los que se funda la democracia, mediante el estudio, formulación, enseñanza y puesta en práctica de propuestas e iniciativas de todo tipo destinadas a fomentar el conocimiento y la extensión de los mismos y a impedir la violación de los derechos humanos, así como las tentaciones autoritarias, racistas o xenófobas”, así reza textualmente en el portal web de la fundación.

Dicho acuerdo consiste en una colaboración en materia de mediación cuya finalidad es la de realizar los estudios necesarios para poner en práctica pruebas pilotos previas a la puesta en marcha de manera regular de la mediación intrajudicial en lo contencioso-administrativo, entendida como fórmula para solucionar las diferencias entre una Administración y uno o varios ciudadanos.

Se trata de un acuerdo pionero en esta materia, la razón por la que se ha firmado este acuerdo es, por un lado, el incremento de asuntos relativos a lo contencioso-administrativo que ha habido en los últimos años; y por otro, las especiales características de la misma, tan estrechamente vinculadas con el control de la «buena administración».

Con la firma de este convenio, se introduce de manera plena la mediación como posible alternativa para la solución de conflictos, abarcando por fin todos los órdenes jurisdiccionales: el civil, el penal, contencioso-administrativo y social. De esta forma, se busca reducir el número de asuntos que se tratan por la vía judicial ordinaria, a fin de reducir el colapso en la justicia. En muchas ocasiones, los asuntos por los que se acude a la vía judicial ordinaria, podrían ser perfectamente solventados a través de cualquiera de las vías extrajudiciales a nuestra disposición, entre ellas por supuesto, la de la mediación. Así descongestionaremos la justicia ordinaria y facilitaremos su trabajo, haciéndola más eficaz en los asuntos que verdaderamente tengan entidad suficiente para ser resueltos por la vía judicial ordinaria.

Comentarios

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados