La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho

El legislador no ha equiparado la pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho a la pensión reconocida a los matrimonios.

¿Establecer la pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho es posible legalmente o no?.

Es cierto, que la pareja de hecho es una opción que ha ido cogiendo auge en los últimos tiempos, y así mismo la regulación que se ha hecho de ella es ciertamente temprana, amén de que no existe una normativa única ( estatal) para todo el territorio español.

Lo anterior no quita, que nos encontremos a parejas que vienen conviviendo como tal desde hace muchos años, y que tras una ruptura  alguno de sus integrantes pueda plantearse si tiene opción a lo que en un matrimonio denominaríamos pensión compensatoria.

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

Lo primero que debemos decir es que la pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho NO ES VIABLE  pretendiendo que por ANALOGÍA se aplique el artículo 97 del Código Civil previsto para la ruptura de un matrimonio.

Es decir, para poder solicitar que se establezca la pensión compensatoria recogida en el art. 97 del Código Civil,  es  requisito necesario y previo, la existencia del matrimonio.

Lo anterior quiere decir que en la ruptura de una PAREJA DE HECHO, no cabe alegar el establecimiento de una pensión compensatoria aplicando el artículo 97 del Código Civil, ya que la pensión compensatoria está pensada para los matrimonios.

 Hay que utilizar otras vías analógicas para la obtención de indemnizaciones cuando se produzca la ruptura de la unión de hecho , siempre que concurran los requisitos que la jurisprudencia tiene delimitados en su aplicación, como por ejemplo aplicando la figura de la acción de enriquecimiento injusto.

Sobre estas cuestión se ha pronunciado el Tribunal Supremo. Veamos un par de sentencias al respecto:

 

La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho. Sentencia del Pleno del Tribunal Supremo 12.09.2005

Aspectos más importantes:

«Para el estudio de las pretensiones indemnizatorias en el caso de ruptura unilateral o no de una unión de hecho , y a falta de una normativa legal o convencional -como ocurre en el presente caso-, hay que traer, antes de nada, a colación las siguientes posiciones:

a) Las que tienen como principio la regla general de negar efecto económico alguno a favor de uno de los miembros de la pareja para el caso de ruptura. Los efectos económicos serán únicamente, en su caso, los que los propios miembros de la pareja hayan previsto mediante pacto, con la misma libertad con la que decidieron unirse y con los límites generales del art. 1255 CC. En definitiva, a falta de pacto entre los miembros de la unión, cada uno asume las consecuencias económicas de la ruptura, porque, si libre fue la unión, igualmente libre tiene que ser la ruptura para cualquiera de ellos.La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho

Sentando esta doctrina general, se fomentaría con ella la madurez y autorresponsabilidad en la toma de decisiones y se afrontaría una realidad social huyendo de soluciones paternalistas y de principios generales fáciles en su formulación, pero de muy difícil fundamentación constitucional y legal, por no decir francamente inconstitucionales e ilegales. Cuando se afirma como principio general en esta materia el de favorecer al miembro «más desprotegido», se omite preguntarse: ¿más desprotegido por qué o por quién? Dicho de otra forma, si la «protección» en la que se está pensando es la que brinda el régimen jurídico del matrimonio y este régimen se excluyó consciente y voluntariamente, ¿dónde está la «desprotección» que jurídicamente haya que remediar?

b) También hay que tener en cuenta las posiciones que se basan en la anterior postura, pero que, sin embargo, afirman que todo lo antedicho no excluye, evidentemente, el reconocimiento de efectos jurídicos de la ruptura unilateral de las uniones de hecho . Pero serán efectos jurídicos derivados o propios de la institución que en cada caso proceda y no precisamente del matrimonio. Así, en la actualidad es frecuente la adquisición de vivienda en proindiviso, incluso por personas que piensan contraer matrimonio en un futuro más o menos próximo, y en tal caso lo procedente será aplicar las reglas de la disolución de la comunidad de bienes o «división de la cosa común», según los arts. 400 y siguientes del Código Civil.

No es descartable tampoco que puedan darse casos de auténtico enriquecimiento injusto o sin causa, pero esa falta de causa nunca podrá identificarse con la libre decisión de unirse a otra persona sin casarse y formar una relación de convivencia de múltiples variables.

Finalmente, no cabe excluir radicalmente la aplicabilidad del art. 1902 CC, pero siempre exigiendo la plena concurrencia de todos sus requisitos, y, naturalmente, rechazando que la simple decisión de ruptura, aún sin causa alguna, constituye culpa o negligencia determinante de un deber de indemnizar, pues en tal caso se estaría creando algo muy parecido a la indisolubilidad de la unión de hecho o a su disolubilidad solamente previo pago.

c) Por último, las posiciones que permiten en general la posibilidad de reclamación indemnizatoria, con fundamento en la fuerza expansiva de la norma, lo que permitirá la aplicación de los artículos 96, 97 y 1438 del Código Civil, a través de la analogía existente entre el matrimonio y las uniones de hecho como instituciones comprendidas dentro del derecho de familia.

 

Sentencia del Pleno del Tribunal Supremo (Sala 1ª) de fecha 15.01.2018:

» Hay que destacar que en el Derecho civil estatal no existe una regulación general de las parejas no casadas. El legislador ha equiparado a algunos efectos las parejas no casadas al matrimonio ( arts. 101 , 320.1 , 175.4 CC , arts. 12.4 , 16.1.b , 24.1 LAU ). Pero esto no ha sucedido con la pensión compensatoria reconocida en el art. 97 Código civil.

Son admisibles genéricamente los pactos entre los convivientes por los que, al amparo del art. 1255 Código Civil, adopten acuerdos en los que prevean compensaciones por desequilibrios en el momento de la ruptura de la convivencia. Sin embargo, no existe una previsión legal que contemple para el caso de extinción de la pareja una compensación de ningún tipo (ni alimenticia en caso de necesidad, ni por desequilibrio, ni por haber trabajado para el hogar o para el otro cónyuge)…

La interpretación del Tribunal Constitucional ha reforzado la línea jurisprudencial de esta sala que de que no cabe aplicar por analogía legis las normas del matrimonio a los supuestos de ruptura de la convivencia more uxorio o unión de hecho, pero no descarta que pueda recurrirse, en defecto de pacto, a principios generales, como el del enriquecimiento injusto.

a) En efecto, frente a una línea anterior, la sentencia del Pleno 611/2005, de 12 de septiembre , declaró que no cabe la aplicación analógica de las normas propias del matrimonio.

Con posterioridad, se ha reiterado la doctrina de que debe excluirse la aplicación analógica de la pensión compensatoria a los supuestos de ruptura de la convivencia en parejas de hecho, bien reiterando la doctrina para casos de pensión compensatoria, bien al solucionar otros problemas jurídicos planteados con ocasión del cese de la convivencia de parejas ( sentencias 927/2005, de 5 de diciembre , 299/2008, de 8 de mayo , 1040/2008, de 30 de octubre , 1155/2008, de 11 de diciembre , 416/2011, de 16 de junio , 130/2014, de 6 de marzo , y 713/2015, de 16 de diciembre ).

b) La sala se ha pronunciado sobre la aplicación de la doctrina del enriquecimiento injusto en la liquidación de relaciones patrimoniales entre los miembros de una pareja no matrimonial: bien para apreciar su existencia cuando concurren sus presupuestos ( sentencia 306/2011, de 6 mayo ), bien para negarla cuando existe una normativa específica que regula el supuesto concreto ( sentencia 927/2005, de 5 de diciembre , en el caso de un condominio regulado por los arts. 392 ss. Código Civil).

c) De modo señalado, la sala se ha ocupado de la aplicación de la doctrina del enriquecimiento injusto para el reconocimiento de una pensión compensatoria. Así, se apreció que concurrían los presupuestos del enriquecimiento en las sentencias 584/2003, de 17 de junio , y 1016/2016, de 6 de octubre . Por el contrario, no se aprecia enriquecimiento injusto en los casos que dan lugar a las sentencias 611/2005, de 12 de septiembre , 387/2008, de 8 de mayo , y 1040/2008, de 30 de octubre.»

 

© mundojuridico.info - La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Responses to La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho

  1. Mercedes garcudo en 5 de octubre, 2016 de 7:51

    Estoy interesada en el enriquecimiento injusto dentre de la pareja de hecho soy una sen
    Ñora de 57 años e dedicado a mi pareja 15 de trabajo en su empresa y 7 dedicada a un hijo en común en este momento estoy en trámites de separación ,

  2. MARY en 12 de diciembre, 2016 de 19:18

    hola que tal. estoy casada desde hace dos años por bienes mancumunados tengo dos hijos de 3años y 7 meses. mi esposo tiene 2 hijos mas de 7 y 5 años tenia un acuerdo con su ex y le pasaba una manutencion de 420 pesos por semana (ese acuerdo se hizo en el DIF) pero ahora ella mando a su abogado a dejar un documento a mi marido donde dice que le tiene que dar la mitad de su sueldo aguinaldo comisiones y de mas y aarte si tiene algun terreno tmb le corresponde algo a ella ¿¿esto es posible?? ellos nunca estuvieron casados solo vivieron en union libre como 3 o 4 años, espero y me pueda orientar… gracias

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.