La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho

14 de enero, 2018
2 comentarios

Según la jurisprudencia más reciente, también se puede acordar la pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho.

Acordar una indemnización o la pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho es posible legalmente.

Es cierto, que la pareja de hecho es una opción que ha ido cogiendo auge en los últimos tiempos, y así mismo la regulación que se ha hecho de ella es ciertamente temprana, amén de que no existe una normativa única ( estatal) para todo el territorio español.

Lo anterior no quita, que nos encontremos a parejas que vienen conviviendo como tal desde hace muchos años, y que tras una ruptura  alguno de sus integrantes pueda plantearse si tiene opción a lo que en el régimen de un matrimonio denominaríamos pensión compensatoria.

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

Lo primero que debemos decir es que la pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho no es viable  pretendiendo que por analogía se aplique el precepto que daría sustento a esa solicitud si de un matrimonio se tratase.

Es decir, para poder solicitar que se establezca la pensión compensatoria recogida en el art. 97 del Código Civil,  es  requisito necesario y previo, la existencia del matrimonio

Lo anterior quiere decir que por la vía del artículo 97 del Código civil (señalada para los matrimonios) no se puede pedir la pensión compensatoria. Hay que utilizar otras vías analógicas para la obtención de indemnizaciones cuando se produzca la ruptura de la unión de hecho , siempre que concurran los requisitos que la jurisprudencia tiene delimitados en su aplicación, como por ejemplo aplicando la figura de la acción de enriquecimiento injusto.

Sobre estas cuestión se ha pronunciado el Tribunal Supremo, debiendo resaltarse las consideraciones que hace en la Sentencia de 12 de septiembre de 2005, dictada en sintonía con la de 25 de septiembre hecha con la finalidad de fijar una línea jurisprudencial uniforme para dar solución al problema jurídico derivado de la finalización de las relaciones estables de pareja, fundamentalmente cuando no existe norma legal que determine sus consecuencias, ante la diversidad de soluciones propuestas por la doctrina.

 

La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho. Sentencia del Tribunal Supremo 12.09.2005

Aspectos más importantes:

“Para el estudio de las pretensiones indemnizatorias en el caso de ruptura unilateral o no de una unión de hecho , y a falta de una normativa legal o convencional -como ocurre en el presente caso-, hay que traer, antes de nada, a colación las siguientes posiciones:La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho

a) Las que tienen como principio la regla general de negar efecto económico alguno a favor de uno de los miembros de la pareja para el caso de ruptura. Los efectos económicos serán únicamente, en su caso, los que los propios miembros de la pareja hayan previsto mediante pacto, con la misma libertad con la que decidieron unirse y con los límites generales del art. 1255 CC. En definitiva, a falta de pacto entre los miembros de la unión, cada uno asume las consecuencias económicas de la ruptura, porque, si libre fue la unión, igualmente libre tiene que ser la ruptura para cualquiera de ellos.

Sentando esta doctrina general, se fomentaría con ella la madurez y autorresponsabilidad en la toma de decisiones y se afrontaría una realidad social huyendo de soluciones paternalistas y de principios generales fáciles en su formulación, pero de muy difícil fundamentación constitucional y legal, por no decir francamente inconstitucionales e ilegales. Cuando se afirma como principio general en esta materia el de favorecer al miembro “más desprotegido”, se omite preguntarse: ¿más desprotegido por qué o por quién? Dicho de otra forma, si la “protección” en la que se está pensando es la que brinda el régimen jurídico del matrimonio y este régimen se excluyó consciente y voluntariamente, ¿dónde está la “desprotección” que jurídicamente haya que remediar?

b) También hay que tener en cuenta las posiciones que se basan en la anterior postura, pero que, sin embargo, afirman que todo lo antedicho no excluye, evidentemente, el reconocimiento de efectos jurídicos de la ruptura unilateral de las uniones de hecho . Pero serán efectos jurídicos derivados o propios de la institución que en cada caso proceda y no precisamente del matrimonio. Así, en la actualidad es frecuente la adquisición de vivienda en proindiviso, incluso por personas que piensan contraer matrimonio en un futuro más o menos próximo, y en tal caso lo procedente será aplicar las reglas de la disolución de la comunidad de bienes o “división de la cosa común”, según los arts. 400 y siguientes del Código Civil.

No es descartable tampoco que puedan darse casos de auténtico enriquecimiento injusto o sin causa, pero esa falta de causa nunca podrá identificarse con la libre decisión de unirse a otra persona sin casarse y formar una relación de convivencia de múltiples variables.

Finalmente, no cabe excluir radicalmente la aplicabilidad del art. 1902 CC, pero siempre exigiendo la plena concurrencia de todos sus requisitos, y, naturalmente, rechazando que la simple decisión de ruptura, aún sin causa alguna, constituye culpa o negligencia determinante de un deber de indemnizar, pues en tal caso se estaría creando algo muy parecido a la indisolubilidad de la unión de hecho o a su disolubilidad solamente previo pago.

c) Por último, las posiciones que permiten en general la posibilidad de reclamación indemnizatoria, con fundamento en la fuerza expansiva de la norma, lo que permitirá la aplicación de los artículos 96, 97 y 1438 del Código Civil, a través de la analogía existente entre el matrimonio y las uniones de hecho como instituciones comprendidas dentro del derecho de familia.

 

Otras sentencias:

–  Audiencia Provincial de Salamanca (Sección 1ª), sentencia 30.06.2009:

” Cabe concluir que no es cierto lo afirmado por el demandado en su recurso de apelación sobre la no posibilidad de fijar una pensación compensatoria en los casos de parejas de hecho de acuerdo con la actual doctrina jurisprudencial.

Sino que lo correcto es afirmar que la jurisprudencia sigue admitiendo la fijación de la pensión compensatoria en los casos de parejas de hecho, pero ello siempre y cuando se den los requisitos necesarios para que se lleve a cabo el establecimiento de dicha pensión, sobre la base de la doctrina del enriquecimiento injusto, o el principio general de protección al perjudicado, o de la regulación legal sobre la ruptura matrimonial, es decir, la base o fundamento para fijar una pensión compensatoria en los casos de parejas de hecho puede ser distinta, pero lo que desde luego se exige por nuestra jurisprudencia es que ese fundamento o base exista y sea cierto y real, de acuerdo con las pruebas obrantes en otros.

Es más, podría decirse que no tendría sentido afirmar que nuestra jurisprudencia en la actualidad se opone a la determinación o fijación de una pensión compensatoria en el caso de las parejas de hecho , cuando, como hemos visto, son ya 11 las comunidades autónomas que han regulado esta cuestión mediante leyes especiales, de manera que podría decirse, que no sólo la fijación de esta pensión compensatoria es una cuestión de justicia material para la jurisprudencia, sino también para el propio legislador, aunque de momento haya sido sólo para él legislador autonómico.”

 

– Audiencia Provincial de Cádiz, Sección 5ª, sentencia de 2 de abril de 2013:

“Es preciso también citar el reciente auto de fecha 19 de Junio de 2.007 en el que se inadmite a trámite un recurso de casación, y en el que se incide en que no es cierto que la sentencia recurrida vulnere la doctrina establecida por el Tribunal Supremo respecto a la cuestión debatida, que no es otra que la posibilidad de conceder una pensión compensatoria a la demandada tras la ruptura de la unión de hecho que mantuvieron las partes.

Así, nos dice el Tribunal Supremo en el referido auto: “En el presente caso, la parte sostiene que la sentencia de segunda instancia aplica el artículo 97 Código civil a una convivencia more uxorio en contra de la doctrina de esta Sala, lo cual no es cierto. Además, la jurisprudencia ha evolucionado y si bien es cierto que no equipara aquélla al matrimonio, son muy pocas las demandas no estimadas y pasa a reconocer un régimen casi matrimonial a los efectos de adjudicación de una vivienda, o, como en el caso de autos, una pensión compensatoria , pero no de forma generalizada o automática como pretende la parte recurrente, sino casuísticamente, y eso es lo que hace precisamente la sentencia de la Audiencia Provincial, analizadas las circunstancias del caso”.

 

© mundojuridico.info - La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Responses to La pensión compensatoria en la ruptura de parejas de hecho

  1. Mercedes garcudo en 5 de octubre, 2016 de 7:51

    Estoy interesada en el enriquecimiento injusto dentre de la pareja de hecho soy una sen
    Ñora de 57 años e dedicado a mi pareja 15 de trabajo en su empresa y 7 dedicada a un hijo en común en este momento estoy en trámites de separación ,

  2. MARY en 12 de diciembre, 2016 de 19:18

    hola que tal. estoy casada desde hace dos años por bienes mancumunados tengo dos hijos de 3años y 7 meses. mi esposo tiene 2 hijos mas de 7 y 5 años tenia un acuerdo con su ex y le pasaba una manutencion de 420 pesos por semana (ese acuerdo se hizo en el DIF) pero ahora ella mando a su abogado a dejar un documento a mi marido donde dice que le tiene que dar la mitad de su sueldo aguinaldo comisiones y de mas y aarte si tiene algun terreno tmb le corresponde algo a ella ¿¿esto es posible?? ellos nunca estuvieron casados solo vivieron en union libre como 3 o 4 años, espero y me pueda orientar… gracias

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.