Popular en MundoJurídico | Noticias

Polémica decisión del TSJM

Polémica decisión del TSJM que rechaza que la muerte de un joven en accidente de tráfico se debiera al mal estado de la carretera.

tráfico

El TSJM (Tribunal Superior de Justicia de Madrid), ha determinado que la muerte de un joven de 23 años el 18 de Octubre de 2008 en un accidente de tráfico a la altura del kilómetro 28,8 en la carretera M-607, cerca de Colmenar Viejo, fue debida al exceso de velocidad del joven, y no por el mal estado de la vía, como alegaba la madre del fallecido.

Así ha dejado constancia el TSJM en sentencia el pasado 12 de febrero. En dicha sentencia estima en parte el recurso presentado por la madre del joven, Esther Rincón, contra la desestimación de la reclamación patrimonial que interpuso contra la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

De esta forma, el TSJM acuerda finalmente condenar a la administración a indemnizar a la madre del fallecido con 11.564 euros, de los más de 300.000 que ella reclamaba en un principio. En su recurso, la madre aseguraba que su hijo perdió el control del vehículo por causas totalmente imputables a la administración demandada.

Entre dichas causas estaban la inexistencia del peralte legalmente exigido para el radio de la curva en la que tuvo lugar el accidente; la falta de una barra de seguridad; un límite de velocidad inadecuado al estado de la vía; un firme de la carretera totalmente defectuoso; y una deficiente señalización de la vía, ya que no advertía de que el pavimento era deslizante.

De todo lo alegado, la Sala solo admite probado lo del peralte de la curva, que debía de ser de un 8% y sin embargo, era de un 5%. En este sentido, advierte que ello pone de manifiesto “un incorrecto funcionamiento del servicio público de revisión y adaptación del trazado de las carreteras”.

Así, el TSJM concluye que el vehículo conducido por el joven, circulaba a una velocidad impropia de las circunstancias que presentaba la vía, superando el límite de los 100 kms/h. A esto se añade que invadió el carril contrario, destinado a los que adelantan, y a los que van a velocidad superior a la consignada.

Añade que si hubiese ido a la velocidad que indicaba la vía (de 85 kms/h), no se habría producido el accidente a pesar de las deficiencias de peralte y señalización, ya que según su tesis, el tramo era asumible a la mencionada velocidad.

FUENTE: EUROPA PRESS MADRID 11/03/2013

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados