Publicidad engañosa en las ofertas de préstamos

El Tribunal Supremo estima un recurso de casación sobre publicidad engañosa en las ofertas de préstamos y reunificación de créditos.

Se dicta sentencia  sobre publicidad engañosa en las ofertas de préstamos.

El Tribunal Supremo dictó con fecha 19 de junio de 2018 una interesante sentencia que trata sobre la publicidad engañosa en las ofertas de préstamos y reunificación de créditos.

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

El anuncio en cuestión, publicado en prensa escrita, contenía el nombre comercial de la entidad y referencias tales como («Hipoteca 100% Sin avales.- Sin estar fijo«, «Préstamos personales. Rápidos. Casi sin papeleo»  y  «Reunificación de deudas. Hasta 50% de ahorro mensual«, seguidas de la dirección y del teléfono de la empresa, que aparecía con caracteres destacados.

La sentencia previa dictada por la Audiencia de Sevilla (que posteriormente da pie a que se dicte la del Tribunal Supremo), había considerado que el carácter esquemático del anuncio y la falta de información concreta sobre los productos ofertados no inducían al consumidor a error ni modificaban el comportamiento económico del consumidor.

El TRIBUNAL SUPREMO en contra del criterio de la Audiencia Provincial, sostiene que SÍ PROVOCA ERROR.

Veamos los razonamientos más importantes:

 

Publicidad engañosa en las ofertas de préstamos. SENTENCIA del Tribunal supremo de 19.06.2018

1.- Los razonamientos del recurso de casación que se interpone contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla denuncia la infracción de los artículos 3b), 4 y 5 de la Ley 34/88 General de Publicidad (L.G.P.) en relación con el artículo 8 letra d) y 61 del RDL 1/2007 por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (TRLGDCU), en relación con la normativa que regula la oferta comercial de bienes y servicios.

En el desarrollo del motivo argumenta que la publicidad realizada induce a error a sus destinatarios y es idónea por afectar el comportamiento económico de los mismos.

Entre otras razones, porque la publicidad llevada a cabo puede inducir, en un consumidor medio, a la siguiente representación errónea:

Que la entidad anunciante es una entidad bancaria.Publicidad engañosa en las ofertas de préstamos

Que presta directamente los productos y servicios que anuncia.

Que hay una gran facilidad o automatismo en la contratación de dichos productos o servicios.

Y que en la reunificación de créditos se produce siempre un significativo ahorro para el cliente.

 

2.- RAZONAMIENTOS DEL TRIBUNAL SUPREMO:

–  Sin duda, la limitación del espacio publicitario de un anuncio como el que es objeto del presente caso entraña ciertas limitaciones a la hora de sintetizar la información que debe suministrarse.

 

– Sin embargo, hay que señalar, de acuerdo con la normativa objeto de aplicación, que la limitación del espacio publicitario, lejos de amparar formulaciones ambiguas o genéricas, impone a la empresa anunciante un claro deber de concreción o precisión sobre lo que es objeto de anuncio, aunque sea de un modo esquemático.

 

–  En el presente caso, el carácter ilícito de la publicidad en la doble vertiente exigida por la norma, es decir, aptitud del mensaje publicitario para inducir al error e idoneidad para afectar al comportamiento económico de sus destinatarios (art. 4 L.G.P.) se produce cuando con una clara inobservancia de este deber de precisión o concreción, la ambigüedad calculada del mensaje publicitario, con referencias genéricas e indeterminadas, SILENCIA DATOS FUNDAMENTALES DE LOS PRODUCTOS y servicios ofertados que inducen a error a los destinatarios, con una clara falta de transparencia acerca de la comunicación de estos datos fundamentales necesarios para que los clientes puedan adoptar un comportamiento económico correcto.

 

– En efecto, el tenor de las expresiones y referencias utilizadas en el anuncio, sin ninguna referencia a la actividad de mera intermediación financiera del anunciante, induce a pensar que la entidad demandada es una entidad bancaria que presta directamente los productos y servicios ofertados; todo ello en un contexto de clara facilidad y automatismo: «sin avales», «sin estar fijo», «rápidos » y «casi sin papeleo».

En esta línea, además, el mensaje publicitario omite cualquier información o precisión mínima tanto sobre las condiciones económicas y jurídicas de los productos y servicios ofertados, como de los correspondientes gastos que puedan comportar dichos productos y servicios. Y cuando lo hace, con referencia al ahorro mensual en la reunificación de deudas, «hasta 50% de ahorro mensual», lo realiza sin precisión alguna acerca del aumento del período de amortización del crédito.

Por último, toda esa ambigüedad calculada para despertar el inmediato interés de los destinatarios, tiene la finalidad de conducirles a entrar en contacto directo con la entidad anunciante a través de una práctica especialmente idónea para una contratación rápida, de ahí el resalte con el que se anuncia el teléfono de la entidad.

 

– Igualmente el anuncio infringe las exigencias de información acerca de mencionar la tasa anual equivalente (TAE) en las ofertas de préstamo hipotecario, así como de los gastos relacionados con la agrupación de distintos créditos en uno solo.

 

– El Tribunal Supremo condena a los demandados a la cesación de toda la publicidad objeto del presente procedimiento y a la que presente iguales características, y a su no reiteración en el futuro.

© mundojuridico.info - Publicidad engañosa en las ofertas de préstamos

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.