Qué gastos de la vivienda son deducibles
Popular en MundoJurídico | Fiscal

Qué gastos de la vivienda son deducibles

Qué gastos de la vivienda son deducibles.

El número de trabajadores por cuenta propia, es decir autónomos, ha crecido considerablemente en los últimos tiempos en España, principalmente por la gran tasa de paro que existe en nuestro país. Muchos de estos nuevos autónomos, son profesional que ejercen y desarrollan su actividad desde su propia vivienda habitual habilitando y afectando una parte de la misma al desarrollo de la actividad económica o profesional, y es entonces cuando nos surgen la pregunta, que gastos de la vivienda son deducible, si afectamos parte de la misma a la actividad profesional o empresarial.

¿La vivienda es en propiedad o en alquiler?

En primer lugar y antes de ver que gastos de la vivienda son deducibles, tendremos que diferenciar, si nuestra vivienda nos pertenece, bien a título de propiedad o bien a título de arrendamiento, pues dependiendo de uno u otro la tributación es diferente, puesto que si el profesional o empresario que decide afectar su vivienda habitual a su actividad económica, la posee a título de arrendamiento, ese alquiler quedará sujeto a IVA, dejando de estar exento de IVA, pues para que se produzca la exención del IVA en el arrendamiento de vivienda, es requisito imprescindible que dicho arrendamiento esté destinado única y exclusivamente a vivienda. Por lo que antes de afectar la vivienda y deducir el gasto del alquiler habrá que calcular y estudiar si nos interesa o no.

Si la vivienda es propiedad o copropiedad con su cónyuge, y destina parte de la misma al uso profesional, ya que independientemente de si la vivienda es privativa o pertenece a la sociedad conyugal el conyuge profesional podrá ejercer parte de la misma como si fuese privativa a la actividad profesional, tal y como contempla la normativa sobre IVA.

Si el empresario o profesional, decide afectar su vivienda a su actividad profesional se le permite deducirse los gastos derivados de la titularidad de la vivienda (Amortizaciones, IBI, comunidad de propietarios…) en el porcentaje de afectación de la vivienda a la actividad, es decir, deberemos realizar un prorrateo para saber que porcentaje de la vivienda queda afecta a la actividad. En el caso de que fuese arrendada, el empresario o profesional podría deducirse el importe proporcional sobre el arrendamiento correspondiente al gasto afectado.

¿ Y qué ocurre con los gastos de suministro?

En cuanto a los gastos consecuencia de los suministros de la vivienda, tal que, agua, luz, teléfono, etc., solamente serán deducibles cuando los mismos se destinen exclusivamente al ejercicio de la actividad, no pudiendo deducir esos gastos en función del prorrateo como se aplica a los gastos derivados de la titularidad o del arrendamiento de la vivienda, a no ser que la parte afecta de la vivienda sea un aprovechamiento separado e independiente del resto, por ejemplo, un abogado que tiene su despacho en su vivienda habitual, podrá deducirse los gastos por suministros, si su despacho tiene una entrada diferente a la vivienda y es independiente de esta. Por último, cabe recordar que la deducibilidad de los gastos está condicionada, además, a que queden convenientemente justificados mediante la factura original o documento equivalente y registrado en los libros-registro que, con carácter obligatorio, deben llevar los contribuyentes que desarrollen actividades económicas.

Deducción por inversión en vivienda habitual.-

Los contribuyente que además de tener parte de la vivienda afectada a una actividad económica o profesional, se esté practicando la deduciendo por inversión en vivienda habitual, deben tener en cuenta que el porcentaje afecto a la actividad no podrá volver a deducirse de nuevo bajo la deducción por inversión en vivienda habitual.

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Destacados