Resolución del contrato de arrendamiento de vivienda por necesidad

Resolución del contrato de arrendamiento de vivienda por necesidad del arrendador o de sus familiares tras la reforma de la LAU aprobada en marzo de 2019.

En este artículo nos ocupamos de la resolución del contrato de arrendamiento de vivienda por necesidad del arrendador en aquellos contratos que se hayan celebrado a partir del 6 de marzo de 2019 en adelante.

Como sabéis la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) ha sido modificada mediante el Real Decreto-Ley 7/2019, afectando a todos aquellos contratos de arrendamiento de vivienda que se celebren a partir del 6 de marzo de 2019 en adelante.

Si el contrato de arrendamiento se ha celebrado con anterioridad a esta fecha, en concreto entre el periodo comprendido entre el 6.06.2013 y el 5.03.2019, podéis leer otro de nuestros artículos que se ocupa de estos contratos PINCHANDO AQUÍ.Resolución del contrato de arrendamiento de vivienda por necesidad

Resolución del contrato de arrendamiento de vivienda por necesidad. CONTRATOS celebrados desde el 6.03.2019 en adelante

¿Dónde se regula la resolución del contrato de arrendamiento por necesidad?

En el artículo 9.3 de la LAU.

 

¿Hay que esperar un tiempo mínimo para resolver el contrato?

La Ley establece que ha de transcurrir el PRIMER AÑO de duración del contrato para que se pueda extinguir por necesidad.

 

¿Si el arrendador es una persona jurídica puede extinguir el arrendamiento por necesidad? 

NO. La Ley solo permite resolver el arrendamiento cuando el arrendador es una persona física.

 

¿Hay que hacer constar en el contrato la posibilidad de resolución del contrato por necesidad?

Es imprescindible para proceder a la resolución del contrato de arrendamiento de vivienda por necesidad que se haya hecho constar expresamente esta posibilidad en las estipulaciones del contrato.

 

¿En qué consiste la necesidad?

Que el arrendador o los familiares previstos en la Ley, pese al alquiler celebrado, necesita vivir permanentemente en la vivienda.

 

¿Existen otras personas vinculadas al arrendador para las que se puede pedir la necesidad de vivir en ella vivienda?

Además de para el arrendador, la necesidad podrá ser para sus familiares en primer grado de consanguinidad o por adopción o para su cónyuge en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Para los demás familiares no está permitido legalmente resolver el contrato por necesidad.

 

¿Debe comunicarle el arrendador al inquilino la necesidad de recuperar la vivienda?

El arrendador deberá comunicar al arrendatario que tiene necesidad de la vivienda arrendada, especificando la causa de dicha necesidad, al menos con DOS MESES de antelación a la fecha en la que la vivienda se vaya a necesitar.

EJEMPLO:

a) El contrato de arrendamiento se ha firmado el 1.08.2019.

b) El arrendador en fecha 1 de octubre de 2019, por motivos laborales, necesita recuperar la vivienda alquilada para establecer allí su residencia.

c) El primer año de duración del contrato cumple el 1 de Agosto de 2020.

d) Tiene que esperar un año, como mínimo, para recuperar la vivienda, por lo que al menos tiene que esperar hasta el 1 de Agosto de 2020.

e) Debe comunicarle al inquilino con 2 meses de antelación como mínimo a esa fecha que necesita la vivienda, por lo que el burofax que debe enviarle tiene que remitirlo antes del 1 de Junio de 2020, aunque es muy conveniente que lo envíe bastante antes para evitar incumplir con dicho plazo.

 

¿Tiene plazo el arrendatario para entregar la vivienda?

Recibida la notificación al menos con 2 meses de antelación por parte del arrendador, el arrendatario estará obligado a entregar la vivienda en dicho plazo, salvo que las partes lleguen a un acuerdo distinto.

En el EJEMPLO anterior, si el arrendador en el mes de marzo de 2020 le envía el burofax para que el arrendatario le entregue la vivienda el 1 de agosto de 2020 (con un previos de más de 2 meses), será en esa fecha cuando deba entregarle la posesión.

 

¿Qué ocurre si posteriormente el arrendador no ocupa la vivienda cuyo contrato resolvió por necesidad?

La Ley dice que si transcurridos TRES MESES a contar de la extinción del contrato o, en su caso, del efectivo desalojo de la vivienda, no hubieran procedido el arrendador o sus familiares a ocupar esta por sí, según los casos, el arrendatario podrá optar, en el plazo de treinta días, entre ser repuesto en el uso y disfrute de la vivienda arrendada por un nuevo período de hasta cinco años, respetando, en lo demás, las condiciones contractuales existentes al tiempo de la extinción, con indemnización de los gastos que el desalojo de la vivienda le hubiera supuesto hasta el momento de la reocupación, o ser indemnizado por una cantidad equivalente a una mensualidad por cada año que quedara por cumplir hasta completar cinco años.

 

¿Cabe alegar alguna causa para no ocupar la vivienda?

La Ley tiene previsto que el arrendador pueda alegar causa de fuerza mayor.

Se entenderá por fuerza mayor, el impedimento provocado por aquellos sucesos expresamente mencionados en norma de rango de Ley a los que se atribuya el carácter de fuerza mayor, u otros que no hubieran podido preverse, o que, previstos, fueran inevitables.

 

© mundojuridico.info - Resolución del contrato de arrendamiento de vivienda por necesidad

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.