Responsabilidad civil profesional del abogado

El Tribunal Supremo exige una serie de requisitos para que pueda estimarse la responsabilidad civil profesional del abogado por negligencia en su actuación.

Antes de examinar los requisitos exigidos para la responsabilidad civil profesional del abogado, recordemos algunas cuestiones que nos ayuden a entender esta cuestión.

La calificación jurídica de la relación contractual entre Abogado y cliente es en la mayoría de los casos la derivada del contrato de prestación de servicios (artículo 1544 Código Civil).

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

La obligación esencial del Abogado en esta prestación de servicios es la de llevar la dirección técnica de un proceso, como obligación de actividad o de medios, NO DE RESULTADO.

El artículo 53 del Estatuto General de la Abogacía establece como obligaciones del Abogado para con su cliente, además de las que se deriven de la relación contractual que entre ellos existe, la del cumplimiento con el máximo celo y diligencia de la misión de defensa que le sea encomendada.

La responsabilidad civil profesional del abogado nacerá en la hipótesis de que las actuaciones desplegadas en defensa del cliente no se corresponden a la llamada «lex artis«.

Es decir, no se trata de que el Abogado haya de garantizar, un resultado favorable a las pretensiones de la persona cuya defensa ha asumido, pero sí le es exigible que ponga para ello todos los conocimientos, la diligencias y la prudencia que, en condiciones normales permitirían obtenerlo, como serían a título de EJEMPLO las siguientes:

Exponer una correcta fundamentación fáctica y jurídica de los escritos de alegaciones, la diligente proposición de las pruebas y la cuidadosa atención a la práctica de las mismas, la estricta observancia de plazos y términos legales, etc.

Cuando se va a ejercitar contra el abogado alguna acción de responsabilidad civil por su negligente actuar profesional, lo que se ejercita es una acción por culpa contractual prevista en los artículos 1101 y 1104 del Código Civil.

En estos casos hay que analizar la concurrencia de los REQUISITOS exigibles para determinar si existió una actuación negligente por parte del Abogado.

 

Requisitos exigidos para declarar la responsabilidad civil profesional del abogado

A este respecto dice la Sentencia del Tribunal Supremo (Sala 1ª) de 14 de julio de 2010 que:

«La responsabilidad civil profesional del abogado exige la concurrencia de los siguientes requisitos :

a) El incumplimiento de sus deberes profesionales.

b) La prueba del incumplimiento.

c) La existencia de un daño efectivo consistente en la disminución cierta de las posibilidades de defensa.Responsabilidad civil profesional del abogado

d) Existencia del nexo de causalidad, valorado con criterios jurídicos de imputación objetiva.

e) Fijación de la indemnización equivalente al daño sufrido o proporcional a la pérdida de oportunidades».

 

Sentencia de Audiencia Provincial de Asturias (Sección 6ª) de 20.01.2017. Responsabilidad civil profesional de Abogado

La conducta negligente que se imputa a la letrada es la falta de presentación de la autoliquidación del Impuesto de sucesiones ante los servicios tributarios que se le había encomendado.

La diligencia exigida al demandado, como profesional de la abogacía, le imponía la obligación de presentar en tiempo y forma la autoliquidación del impuesto de sociedad para evitar cualquier perjuicio o sanción ante la administración tributaria para sus clientes.

Desde este punto de vista, la letrada no obró con la diligencia que le era exigible, ni desarrolló de su labor profesional conforme a la «lex artis«.

Respecto a si los clientes consecuencia de ello sufrieron algún daño consideramos que no hay ninguna duda que habiéndose producido el fallecimiento del padre y esposo de los actores en el mes de julio de 2012 y habiendo acudido a los pocos meses al despacho de la letrada para la llevanza de las gestiones y trámites correspondientes a la liquidación del impuesto de sucesiones, hacia el otoño de 2012, y no es hasta el mes de julio de 2013 cuando toman conciencia de su falta de presentación, cuando había transcurrido con creces el periodo voluntario de 6 meses para su presentación.

Por todo ello, cabe concluir que la parte demandante ha demostrado que de haberse presentado a tiempo la autoliquidación ningún perjuicio les hubiese acarreado.

Sin que les pueda exigir a los clientes en ese periodo mayor diligencia al estar confiados en la eficacia y buen hacer de la letrada a la que encomendaron la gestión pese al tiempo transcurrido superado el plazo de presentación voluntaria, de común conocimiento, sin noticias del resultado del encargo.»

 

CONCLUSIÓN

La responsabilidad civil profesional del abogado exige entre sus requisitos que se pruebe un incumplimiento de sus deberes profesionales que provoque en el cliente un daño económico evaluable.

© mundojuridico.info - Responsabilidad civil profesional del abogado

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.