Retracto de crédito litigioso

El retracto de crédito litigioso es la posibilidad permitida al deudor de cancelar la deuda pagando el mismo precio abonado por el cesionario al cedente.

Vamos a ver algunas cuestiones sobre el ejercicio del retracto de crédito litigioso.

Antes de nada recordamos algunas cuestiones:

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

¿En qué consiste la cesión de créditos?

La CESIÓN DE CRÉDITOS  es un negocio jurídico celebrado por el acreedor (persona o empresa que tiene a su favor un crédito y que se denomina CEDENTE) con otra persona que lo adquiere o compra (denominada CESIONARIO).

En definitiva, la cesión de créditos no es más que una venta de créditos de unas empresas a otras, convirtiéndose estas últimas en las titulares del crédito.

EJEMPLO:

Estaremos frente a una cesión de créditos cuando una entidad financiera o un Banco  (parte CEDENTE) vende a otra empresa (parte CESIONARIA) un conjunto diferenciado de créditos perfectamente singularizados, convirtiéndose ahora esta última empresa en el acreedor.

Como veréis es relativamente frecuente que se reciba una comunicación de una empresa que no conocíamos haciendo saber que ha comprado el crédito que nos concedió otra empresa o entidad financiera y que por tanto a partir de ahora le paguemos a ella; igualmente es habitual que iniciado un procedimiento judicial de reclamación, nos comuniquen que se ha producido una cesión de créditos a favor de otra empresa distinta y que ésta última sustituye al primitivo acreedor.

 

¿ Puede el deudor ejercer el derecho de retracto de crédito litigioso ?

El retracto de crédito litigioso viene previsto en el artículo 1.535 del Código Civil en los siguientes términos:

Retracto de crédito litigioso

Artículo 1535 C. Civil:

“Vendiéndose un crédito litigioso, el deudor tendrá derecho a extinguirlo, reembolsando al cesionario el precio que pagó, las costas que se le hubiesen ocasionado y los intereses del precio desde el día en que éste fue satisfecho.

Se tendrá por litigioso un crédito desde que se conteste a la demanda relativa al mismo.

El deudor podrá usar de su derecho dentro de nueve días, contados desde que el cesionario le reclame el pago.”

 

¿Puede el deudor extinguir la deuda que tiene reembolsando al CESIONARIO lo que éste ha pagado por ella al CEDENTE?

El primer problema con el que nos encontramos es cuándo se considera un “CRÉDITO LITIGIOSO“, pues para poder ejercer el derecho de retracto, el precepto que acabamos de leer dice: “…vendiéndose un crédito litigioso…”.

La jurisprudencia establece que NO ESTAREMOS FRENTE A UN CRÉDITO LITIGIOSO y por tanto NO PODRÁ EJERCERSE EL RETRACTO cuando se produzca una venta o cesión en bloque de activos de la parte cedente a la parte cesionaria.

Es decir, cuando se vende un bloque de créditos y no un crédito individual.

De ahí que cuando se pretende ejercer el retracto de crédito litigioso, casi siempre se alegue por el acreedor CESIONARIO que la cesión de créditos se realizó de forma global y conjunta, sin existir en el momento de la cesión un procedimiento judicial interpuesto, por lo que el crédito no puede calificarse de litigioso a los efectos del citado artículo 1535 C. Civil.

 

Sobre la venta del crédito global o individual (de uno en uno), se han pronunciado algunos Tribunales en recientes sentencias de la forma siguiente: 

Audiencia Provincial de Pontevedra (Sección 3ª), sentencia 26.01.2017:

” Cumple ahora entrar a valorar si efectivamente estamos ante una cesión en bloque de activos, incursa además, en un proceso de ordenación y reestructuración de sociedades de crédito , amparado por ello en la Ley 9/2012 de 14 de noviembre o si, por el contrario, como afirma la apelante (el deudor), no es ese supuesto sino una venta conjunta o agrupada de una multiplicidad diferenciada de créditos perfectamente singularizados e individualizables, identificados con un precio particular y concretable para cada uno de ellos.

En este ámbito hemos de dar nuevamente la razón a la recurrente (al deudor) toda vez que la lectura del Contrato Privado de Compraventa de Letras de Crédito de 28-VI-2013, elevado a público en la Escritura, lo que consta no es el supuesto que refiere la resolución de la instancia, siguiendo la STS de 1-4-2015, porque no estamos ante una entidad sometida al proceso de restructuración bancaria, tampoco ante una sucesión universal o cesión en bloque de una o varias partes de una entidad o sociedad mercantil, cada una con una unidad económica, con un consiguiente intercambio accionarial.

Estamos ante la Venta de una “Cartera de Créditos “, como reza la Escritura, cuyo objeto la constituyen los Créditos “relacionados en el CD. ROM (o DVD) que se incorpora como Anexo 1 al contrato formando parte inseparable del mismo”; relación donde se “Identificael litigioso del presente procedimiento, según establece la Estipulación 1.3 además, significativamente, reseñando un ” PRECIO“, sin duda individualizado de cada uno por establecido en relación al Global de la Cartera de Créditos , Estipulación SEGUNDA, 4: “El Precio que se atribuye a cada crédito es resultado de aplicar el porcentaje del 4,15% a la cantidad que para cada crédito figura en la columna denominada “Unpaid Principal Balance” del mismo Anexo 1″.

Por tanto, siendo tal columna en este caso UPB (30 Abril 2013), la suma relacionada en el Anexo de 16.342 euros, resulta llano y consecuente concluir el precio específico e individualizado de éste crédito en la suma de 678,19 euros. Importe éste a abonar, junto con los intereses legales desde la fecha de esa Escritura, que lo da por pagado (estipulación 2º, 2 y 3), más los gastos de la ejecución (ENJ 141/12) de la Demandada, en el término de 9 Días desde la Notificación de esta Sentencia a la parte actora y apelante.

Importe a abonar para hacer efectivo el derecho de retracto cuya declaración de existencia y posibilidad de utilización se insta en este procedimiento, con las consecuencias extintivas que de ello se deriven en aquélla. No pueden hacerse pronunciamientos de otro tipo, por no pedidos y al resultar sujeta su eficacia última a la efectiva cumplimentación, en tiempo y forma, del derecho reconocido en la extensión y condicionamientos establecidos.”

 

Como podéis comprobar mediante esta sentencia, la mayoría de las veces en la que una empresa compra a otra un conjunto de créditos NO ESTAMOS frente al supuesto de una entidad sometida al proceso de restructuración bancaria, ni tampoco ante una sucesión universal o cesión en bloque de una o varias partes de una entidad o sociedad mercantil, por lo que estaremos frente a la Venta de una “Cartera de Créditos” a los que se podrá aplicarse el RETRACTO DE CRÉDITO LITIGIOSO previsto en el artículo 1535 Código Civil.

 

Respecto de ¿qué se entiende por crédito litigioso?

El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de La Coruña ha dictado una reciente sentencia de fecha 14.05.2018 en la que establece:

“Se cuestiona por la demandada la condición del crédito litigioso del préstamo objeto de la presente litis, al entender que antes de la transmisión del crédito no se había incoado procedimiento judicial alguno.

No podemos estar de acuerdo con esta interpretación estricta del término “crédito litigioso “ que se realiza por la demandada del artículo 1535 del Código Civil máxime cuando ésta ha interpuesto un procedimiento monitorio para reclamar la deuda.

..recordando la Sentencia de la AP de Zaragoza Sección  5ª de fecha 19-Sept-2016 y los Autos de la Sala Primera del Tribunal Supremo 1 de junio de 2016, número 3261/2015 cuando señala: “La Sentencia 976/2008, de 31 de octubre de 2008, citada en el recurso, con referencia al vocablo “crédito ” indica: «… el precepto (artículo 1535 Código civil), se refiere a todos los derechos (y acciones) individualizados y que sean transmisibles». Y en la Sentencia 149, de 28 de febrero de 1991, se afirma : «…la estructura del ” crédito litigioso ” presupone la existencia de una relación jurídica de naturaleza obligacional y la pendencia del cumplimiento exacto de la prestación, finalidad de aquélla, sea porque el pago aún no se puede exigir, sea porque el pago no se ha efectuado voluntariamente, y un debate judicial iniciado y no resuelto acerca de la existencia, naturaleza, extensión, cuantía, modalidades, condiciones o vicisitudes de la expresada relación, pero ha de hacerse constar que nunca cabe referir el concepto a una relación jurídica a agotada o consumida”.

… El artículo 1535. 3 Código Civil expresa: “Se tendrá por litigioso un crédito desde que se conteste a la demanda…”, sin añadido alguno, debiendo entenderse que cesará la litigiosidad, ya no sólo por haber terminado el pleito por Sentencia firme, sino cuando se dé íntegro cumplimiento a la misma. Con tanto más razón en cuanto que la vigente Ley de Enjuiciamiento, diferenciándose de la anterior, regula el procedimiento de ejecución de Sentencias, con autonomía y trámites propios, con sus particulares medios de oposición, y durante su tramitación el crédito , o derecho discutido, puede variar o ser modificado, incluso de modo importante, y no puede por tanto sostenerse que haya perdido su litigiosidad.

Por lo tanto, mientras la Sentencia no sea totalmente ejecutada, la litigiosidad del pleito sigue subsistente.

En idéntico sentido las SSAP Madrid Sección 8ª de 15-9-16 y 16 de enero de 2018, a pesar de lo objetado en la oposición, sí refieren a “litigioso” el crédito cuando la controversia alcanza a la “existencia” de un crédito, como también lo recoge de modo expreso la SSTS de 28-2-1991.

Fallo:

1º.- Se declara haber lugar al retracto de crédito litigioso (préstamo asociado a la cuenta número: NUM000, con el número NUM001, del que son titulares los demandantes) mediante el reembolso por parte de los actores al cesionario Exxxxxxx SOCIEDAD UNIPERSONAL de la suma de la suma de 719,32 euros, más intereses legales correspondientes al precio abonado devengados desde la fecha de la transmisión del crédito hasta la consignación judicial, y también el importe de las costas procesales en que haya podido incurrir la demandada por las costas en la reclamación judicial en el proceso monitorio número xxxx que tramitado en el Juzgado de Primera Instancia número xxx de esta localidad.

2º.- Se declare extinguida la obligación de los demandantes reclamada en el Procedimiento Monitorio xxxxx del Juzgado de Primera Instancia número xxxx de La Coruña.”

 

CONCLUSIÓN:

Aunque seguiremos hablando en sucesivos artículos sobre esta cuestión, hemos querido dar unos apuntes para que veáis que en muchos casos se podrá ejercer por el deudor el derecho de retracto litigioso y extinguir la deuda por un importe bastante inferior al que le reclama judicialmente el CESIONARIO.

© mundojuridico.info - Retracto de crédito litigioso

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Directorio Murojurídico

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.