Sentencias sobre cláusulas suelo en Granada

Conozca las sentencias más recientes sobre cláusulas suelo en Granada.

Sentencias sobre cláusulas suelo en Granada

La Audiencia Provincial de Granada ha tenido ocasión de manifestarse sobre el tema de las cláusulas suelo tras Sentencia de Pleno de la Sala 1ª del TS de 9 de mayo de 2013 y la sentencia de 13 de marzo de 2013 del TJCE.

En concreto la última sentencia de 18 de octubre de 2013  de la Audiencia Provincial de Granada establece los siguientes criterios:

Control de incorporación y transparencia

En primer lugar analizada la cláusula suelo establecida en un contrato de préstamo hipotecario por la entidad Cajamar, es una Condición General de la Contratación, por cuanto es una condición contractual, predispuesta, previamente redactada antes de negociar el contrato y destinada a servir a una pluralidad de contrataciones e impuesta por el predisponente al consumidor adherente

En consecuencia esta cláusula como  Condición General de la Contratación , solo será válida si pasa el doble control de incorporación y transparencia. Para ello será necesario lo siguiente:

1º.- Control de Incorporación: se entenderá cumplido si las cláusulas son claras, concretas y sencillas, y el adherente ha tenido oportunidad real de conocerlas de manera completa al tiempo de celebrar el contrato y no son ilegibles, ambiguas, oscuras o incomprensibles

2º.- Control de Transparencia: podrá ser considerada abusiva la condición general si se llegase a la conclusión de que el consumidor no ha percibido que se trataba de una previsión principal, que iba a incidir en el contenido de su obligación de pago, o no se le ha permitido un conocimiento real y razonablemente completo de cómo aquélla puede jugar en la economía del contrato, resultando indispensable que se garantice que el consumidor dispone de la información necesaria para poder tomar su decisión con pleno conocimiento de causa. Este examen debe realizarse tomando en cuenta, incluso, el contexto en el que se enmarca la cláusula.

El TS señala en su sentencia de Pleno de 13 de mayo de 2013 que las cláusulas suelo son en principio lícitas, siempre y cuando su transparencia permita al consumidor identificar la cláusula como definidora del objeto principal del contrato y conocer el real reparto de riesgos de la variabilidad de los tipos que conllevaría. Corresponde a la libre iniciativa empresarial el fijar el interés al que presta el dinero y el diseñar la oferta comercial que estime oportuna, pero siempre que comunique de forma clara, comprensible y destacada cuál es ésta

 

Teniendo en cuenta lo anterior y en el caso concreto analizado por la sentencia, declara la nulidad por abusiva de la cláusula suelo por no superar el control de transparencia  por cuanto:

“…aunque la redacción de la condición general es clara, se enmarca, en una pluralidad de epígrafes sobre intereses subsiguientes al que determina la aplicación de un interés variable, de muy diversa índole y variada trascendencia, que provoca un tratamiento impropiamente secundario de la cláusula que diluye la atención del consumidor. Al mismo tiempo se incluye un techo fijo,15%, contribuyendo a la creación de la apariencia de que el suelo tiene como contraprestación inescindible la fijación de ese otro tipo máximo de interés, sirviendo de señuelo para obstaculizar el análisis del verdadero impacto de la cláusula suelo en el contrato, sin percibir el consumidor su verdadera relevancia

Efectos de la declaración de nulidad

Reconoce la sentencia de la Audiencia Provincial de Granada, la posible aplicación del artículo 1303 del Código Civil que en definitiva establece que lo que es nulo no produce ningún efecto. De manera que acudiendo a este precepto declarada la nulidad de la cláusula suelo debería procederse a la devolución de intereses indebidamente percibidos e intereses legales anteriores a la declaración de nulidad

Sin embargo trae a colación la Audiencia Provincial de Granada, dos criterios recogidos a su vez por la sentencia del 13 de mayo de 2013 del Tribunal Supremo que a su vez alude a la propia STJUE de 21 de marzo de 2013, RWE Vertrieb, apartado 59:

1.- La buena fe, art 6 CC, art 14 de la directiva 93/13.

2.- La seguridad jurídica, art 9.3 CE

Partiendo de estos principios, no condena a la devolución de los pagos anteriores a la declaración judicial de nulidad, afirmando que “ tomando en cuenta que las clausulas suelo , son lícitas, usuales y toleradas durante largo tiempo por el mercado, respondiendo su inclusión en los contratos a interés variable a razones objetivas (coste del dinero, constituido mayoritariamente por recursos minoristas (depósitos a la vista y a plazo), con elevada inelasticidad a la baja a partir de determinado nivel del precio del dinero, más los gastos de estructura necesarios para producir y administrar los préstamos, independientes del precio del dinero), tomando en consideración que la cláusula no es intrínsecamente ilícita(…) concluye, tomando en consideración el riesgo de trastornos graves con trascendencia al orden público económico que la retroactividad generaría, que no procede reconocer efectos ex tunc a la decisión de nulidad de las cláusulas controvertidas, que no son intrínsecamente ilícitas, permitiendo así limitar el automatismo de la declaración de nulidad, en los términos de la STS de 13 marzo de 2012.”

© mundojuridico.info - Sentencias sobre cláusulas suelo en Granada

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.