Uso por turnos de la vivienda común

Uso por turnos de la vivienda común

El uso por turnos de la vivienda común es una fórmula justa cuando un comunero lo solicite por no ser posible el uso compartido con los demás. 

Analizamos la doctrina fijada por el Tribunal Supremo sobre la aplicación de turnos de ocupación con uso exclusivo por periodos sucesivos y recurrentes en el supuesto de comuneros de viviendas cuando no sea posible o aconsejable el uso solidario o compartido del inmueble entre todos los copropietarios. 

Suelen darse con cierta habitualidad los casos en los que los copropietarios de una vivienda no se ponen de acuerdo en cuanto al uso de la misma y tienen que acudir al Juzgado para su regulación.

¿Los copropietarios pueden usar la cosa común?

Veamos las siguientes cuestiones sobre la cosa común.

Respecto de la comunidad de bienes, que es la figura jurídica frente a la que estamos, el Código Civil establece lo siguiente:

Artículo 394 Código Civil:

“Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho.”

En consonancia con este precepto,  el Tribunal Supremo tiene declarado que el uso de la cosa común por los comuneros, también los coherederos, debe ser solidario, siendo ilegítimo que uno de ellos use la cosa común en beneficio exclusivo prohibiendo a los demás el goce de la misma.

Está prohibido, por tanto, el uso exclusivo y excluyente por uno solo de los comuneros en perjuicios del resto.

Cuando se plantean problemas entre los comuneros sobre el uso compartido de la cosa común, se habrá de atender a la cuota de participación que cada uno de ellos ostente en aquella.

Lo anterior es predicable cuando se trata de una vivienda indivisible donde los distintos comuneros tiene  problemas de convivencia y de uso solidario del inmueble. En estos casos el uso por turnos de la vivienda común es la solución más acorde al problema hasta tanto cualquiera de ellos proceda a la extinción del proindiviso, mediante el procedimiento de división de la cosa común.

Supuesto de hecho sobre el uso por turnos de la cosa común

Este supuesto, que es el que ha sido estudiado por el Tribunal supremo en la sentencia que seguidamente comentaremos, analizó el siguiente problema: 

a) Existe una vivienda que perteneció a don Nicolás y a don Víctor por mitades iguales.

b) En cuanto a la mitad de la vivienda que perteneció en su momento a don Nicolás, ya fallecido, quedaron como herederos sus tres hijos, con una cuota de 16,67% de la vivienda.

c) En cuanto a la mitad de don Víctor, también fallecido, la herencia sigue sin dividirse instituyéndose una comunidad de bienes entre los hijos del fallecido y la mujer del fallecido.

d) Los copropietarios no se ponen de acuerdo en el uso y disfrute de la vivienda, por lo que uno de ellos acude al Juzgado solicitando el uso exclusivo y alternativo de la vivienda en función de la cuota de participación que cada uno de ellos tiene en la vivienda, es decir que cada comunero use y disfrute la vivienda un porcentaje de días al año de manera exclusiva en atención a su derecho en la vivienda.

Sentencia del Tribunal Supremo de 9.12.2015

Los razonamientos más relevantes de esta sentencia son: 

–  La solución ideal sería el uso y disfrute solidario de la cosa común por todos los comuneros.

–  Cuando se dan situaciones singulares como la que aquí se enjuicia, al tratarse de una vivienda indivisible donde la convivencia de todos los comuneros es imposible, se establece como doctrina la siguiente:

“la aplicación de turnos de ocupación con uso exclusivo por periodos sucesivos y recurrentes será considerada como una fórmula justa y aplicable a los casos de comuneros de viviendas cuando no sea posible o aconsejable el uso solidario o compartido y la comunidad o algún comunero así lo inste”.

Conclusión

En aquellas situaciones de proindiviso o comunidad de bienes sobre viviendas, si los comuneros no se ponen de acuerdo en cuanto al uso y disfrute del bien (que sería lo ideal), se podrá solicitar del Juzgado, por cualquiera de ellos, al amparo de lo dispuesto en el art. 394 del Código Civil, el uso por turnos de la vivienda común con carácter sucesivo y exclusivo, atendiendo a la cuota de participación que cada uno de ellos ostente en el citado inmueble.

La otra solución, en el caso de que no se pongan de acuerdo y uno de ellos quiera extinguir el condominio, sería interponer un procedimiento judicial de división de cosa común.

Francisco Sevilla Cáceres

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo Jurídico Info S.L.P, es el responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario, por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

  • Fin del tratamiento: mantener una relación de envío de comunicaciones y noticias sobre nuestros servicios y productos a los usuarios que decidan suscribirse a nuestro boletín. Igualmente utilizaremos sus datos de contacto para enviarle información sobre productos o servicios que puedan ser de interés para el usuario y siempre relacionada con la actividad principal de la web, pudiendo en cualquier momento a oponerse a este tratamiento. En caso de no querer recibirlas, mándenos un email a: info@mundojuridico.info indicándonos en el asunto “No Publi”.
  • Legitimación: está basada en el consentimiento que se le solicita a través de la correspondiente casilla de aceptación.
  • Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos.
  • Destinatarios: no se cederán a ningún tercero.
  • Derechos que asisten al Usuario:
    1. Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho a oponerse y a la portabilidad de los datos personales. Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
    2. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control si no ha obtenido satisfacción en el ejercicio de sus derechos, en este caso, ante la Agencia Española de protección de datos

Puede ejercer estos derechos mediante el envío de un correo electrónico o de correo postal, ambos con la fotocopia del DNI del titular, incorporada o anexada:

Si desea ampliar información sobre la política de privacidad de nuestra empresa, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://www.mundojuridico.info/politica-de-privacidad/

Destacados