Venta de los bienes comunes en pública subasta

7 de diciembre, 2019
Dejar comentario

Si los bienes son indivisibles, la falta de acuerdo de los copropietarios para dividirlos pasa por acudir a la venta de los bienes comunes en pública subasta.

Hablamos de la venta de los bienes comunes en pública subasta.

El SUPUESTO es el siguiente:

Una vivienda es comprada por 2 personas en pro indiviso al 50%.

Inmaculada Castillo Jiménez-Abogada-

Esa vivienda es un bien indivisible, es decir, no se puede dividir en 2 porciones iguales.

Los dos copropietarios no se ponen de acuerdo en la disolución del pro indiviso, es decir, que uno le compre al otro su parte o que se la vendan a un tercero repartiéndose los copropietarios el precio a recibir.

La única salida a este problema de indivisión, si alguno quiere disolver el condominio, es la venta de la vivienda en pública subasta.

 

La venta de los bienes comunes en pública subasta viene dispuesta en el artículo 404 en relación con el art. 400 del Código Civil:

Artículo 404 Código Civil:

«Cuando la cosa fuere esencialmente indivisible, y los condueños no convinieren en que se adjudique a uno de ellos indemnizando a los demás, se venderá y repartirá su precio.»

Artículo 400 Código Civil:Venta de los bienes comunes en pública subasta

«Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común.»

 

Venta de los bienes en pública subasta. Tribunal Supremo (Sala 1ª), sentencia 11.12.2018:

Cuando un bien es indivisible la falta de acuerdo de los copropietarios para dividir el bien pasa por acudir a la pública subasta, que es el medio de venderlo y repartir su precio ( art. 404 Código Civil).

La sala establece que ante la falta de acuerdo entre los comuneros para dividir el objeto del condominio la solución posible es la venta en pública subasta.

La SENTENCIA 609/2012, de 19 de octubre, declara:

«Con el ejercicio de la acción de división lo que se persigue es la cesación del estado de indivisión para que se adjudique al comunero la propiedad plena y separada de una parte o porción de la cosa común o, en el caso de que física o jurídicamente tal división no fuera posible, se le atribuya la parte proporcional del precio obtenido mediante su venta.

«De ahí que la facultad concedida por dicha norma se dirige al cese de la situación de comunidad mediante el reconocimiento y asignación de titularidades individuales a cada uno de los partícipes, que se han de materializar sobre todos y cada uno de los bienes en los que son titulares de una cuota indivisa.

Esta Sala, en sentencia de 30 julio 1999, afirmó que «excluida en este caso por la voluntad del comunero demandante la adjudicación a uno con compensación económica al otro, la única forma de proceder a la división de la comunidad es la de acudir a la venta en pública subasta con distribución del precio obtenido entre los comuneros».

Por su parte, la sentencia de 16 de febrero de 1991, establece, en su quinto fundamento jurídico, que «mientras dure la indivisión, a cada condueño (porque esa es la esencia del condominio de tipo romano, que sigue nuestro Código Civil, a diferencia de la comunidad germánica) le corresponde una cuota ideal y abstracta sobre todos y cada uno de los bienes, física y registralmente individualizados, objeto del condominio [….] y que, al ponerse fin a la indivisión, tiene derecho a que su cuota ideal o abstracta se concrete o materialice en una parte real y física de cada uno de los bienes de los que es condueño, si los mismos son divisibles, sin poder ser obligado, en contra de su voluntad, como pretende la recurrente, a recibir el pleno dominio de uno de los bienes y ser privado de toda participación real o material en el otro, solución esta última que tampoco puede serle coercitivamente impuesta cuando los bienes (o alguno de ellos) sean indivisibles pues para este supuesto la única solución que arbitra el legislador es la venta en pública subasta y el reparto del precio entre los condueños ( arts. 404 y 1062 Código Civil)».

Por tanto, cuando no existe acuerdo entre los copropietarios, como consta en autos, se impone, en caso de indivisibilidad, la venta en pública subasta, con admisión de licitadores extraños.

Naturalmente ello no impide a cada uno de los partícipes pujar en la subasta para la adjudicación del bien, obteniendo la plena propiedad del mismo mediante el pago al otro partícipe de la parte proporcional que le corresponda en el precio de la adjudicación .

Tal doctrina era reiterada en la sentencia 544/2017 de 5 de octubre.»

 

CONCLUSION:

Cuando los bienes son indivisibles la falta de acuerdo de los copropietarios para dividirlos pasa por acudir a la venta de los bienes comunes en pública subasta.

© mundojuridico.info - Venta de los bienes comunes en pública subasta

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.