Extinción de la pensión de alimentos por falta de rendimiento académico

9 de enero, 2019
1 comentario

Extinción de la pensión de alimentos por falta de rendimiento académico o desidia en los estudios de los hijos mayores de edad.

La extinción de la pensión de alimentos por falta de rendimiento académico de los hijos mayores de edad es una de las causas que con mayor frecuencia suelen plantearse e invocarse por el cónyuge que viene obligado al pago de los alimentos para solicitar del Juzgado la EXTINCIÓN o subsidiariamente la REDUCCIÓN de su importe.

Aunque hemos de partir del caso concreto que sea analizado por el Juzgado, queremos explicar algunas cuestiones generales que los Tribunales vienen teniendo en cuenta para que sea estimada dicha causa de extinción de la pensión de alimentos.

Partamos de la distinción de los alimentos a hijos MENORES de edad y a los MAYORES de edad.

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

Inmaculada Castillo Jiménez. Abogada

1.- En el primer caso –hijos menores– los alimentos se prestan conforme a las necesidades económicas de los hijos en cada momento (salvo casos extremos y excepcionalísimos, en que el progenitor carezca absolutamente de recursos).

2.-  En el segundo – mayores de edad salvo que tengan discapacidad, en cuyo caso se asimilan a los menores- los alimentos son proporcionales “al caudal de quien los da y a las necesidades de quien los recibe (art. 146 Código Civil), y se reducen a los que sean indispensables para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, conforme al art. 142 C. Civil.

La cesación de la obligación del pago de alimentos, en el caso de hijos mayores de edad, se rige por las normas del art. 152 C. Civil, de modo que debe valorarse, en particular, la posibilidad de que puedan ejercer un oficio, profesión o industria y no necesiten la pensión (aptdo. 2º del precepto citado), así como su conducta de falta de aplicación al trabajo o los estudios (aptdo. 4º).

Así, los padres deben afrontar, aparte de las necesidades materiales de manutención, vivienda, vestido y asistencia médica de los mayores de edad, los gastos derivados de su formación, siempre y cuando ésta no haya concluido  (art. 142 C. Civil).  Ahora bien, si existe una  falta de dedicación suficiente , medida objetivamente por el escaso rendimiento académico del hijo, salvo que concurran otras circunstancias excepcionales, se puede EXTINGUIR  la pensión.

Aunque, volvemos a repetir, habrá que estar al caso concreto analizado por el Juzgado, a continuación os ofrecemos algunas sentencias dictadas en este asunto para que veáis los criterios que utilizan los Juzgados para extinguir, reducir y en su caso mantener la pensión de alimentos de los hijos mayores de edad.

 

SENTENCIAS:  Extinción de la pensión de alimentos por falta de rendimiento académicoExtinción de la pensión de alimentos por falta de rendimiento académico

 

–  En este sentido la Audiencia Provincial de LA CORUÑA, sentencia de 1.06.2015 dice:

“la extinción de la obligación del obligado a dar alimentos, cuando el alimentista demuestra una falta de diligencia en el trabajo o falta de predisposición para acceder al mercado laboral, es equiparable a la desidia en los estudios, es decir, la falta de verdadera aplicación y predisposición del hijo en finalizar su formación, aunque finalmente el tribunal no entendiera concurrentes tales circunstancias en una hija de 20 años de edad, que cursaba un ciclo formativo de grado medio y se encontraba en tratamiento por depresión.”

 

–  Audiencia Provincial de MURCIA (Sección 4ª), sentencia 15.09.2016:

 ” Este Tribunal de la Sección Cuarta ha manifestado de forma reiterada en precedentes sentencias, entre ellas la de 2 de febrero y 20 de septiembre de 2012 y 31 julio 2013 , reiterando lo ya manifestado en otras anteriores de 4 de marzo y 8 de julio de 2010 , que la obligación alimenticia de los padres respecto a los hijos mayores de edad no puede prolongarse indefinidamente en función sólo de los deseos del hijo en la ampliación de su formación y aún en mayor grado cuando esa mayor formación ofrece reiteradamente resultados negativos derivados de una falta de esfuerzo y aplicación al estudio. En términos generales se dice que las Audiencias Provinciales se muestran partidarias de establecer un límite temporal a la pensión de alimentos de los hijos mayores de edad, teniendo en cuenta que esa temporalidad ya se encuentra ínsita en la propia naturaleza del derecho reconocido en el art. 93 del Código Civil . Además el propio artículo 152.5 del Código Civil establece que cesará la obligación de prestar alimentos: ” Cuando el alimentista sea descendiente del obligado a dar alimentos, y la necesidad de aquél provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo, mientras subsista esta causa”.

 

–  La Audiencia Provincial de CIUDAD REAL, sentencia de 13.11.2014  ha explicitado que:

 “cuando dicha obligación alimenticia se anuda, no a que el hijo busque ingresos propios y carezca de ellos, sino a encontrarse en situación de formación, se plantea bajo qué límites temporales y qué circunstancias es exigible permanezca dicha obligación de prestar alimentos al hijo mayor de edad. Y en este sentido, partiendo de la premisa de que las pensiones a los hijos no pueden entenderse vitalicias ni ilimitadas, se entiende de forma prácticamente unánime y mayoritaria que el deber de procurar alimentos ha de prolongarse durante la etapa formativa del mayor de edad. Y que dentro de dicho concepto ha de comprenderse el periodo temporal razonable para procurar dicha formación. En otra línea argumental se incide en la edad como elemento determinante de dicha razonabilidad. En este sentido, la legislación aragonesa, por ejemplo, fija un límite de edad en dicha obligación: o en el análisis del supuesto concreto, la Jurisprudencia, ha anudado a dicha ponderación de la razonabilidad de la exigencia de la obligación alimenticia, la edad como elemento determinante. Por ejemplo la STS de fecha 1 de marzo de 2001 anuda como elemento determinante la edad del alimentista, en aquel caso de 30 años de edad”.

 

–  La Audiencia Provincial de LA CORUÑA (Sección 5ª), sentencia de 16.02.2016:

” Pues bien, en el caso que nos ocupa, Dña. Eloisa tiene ya 28 años y, según consta en la documental aportada y ella misma ha reconocido en el juicio, todavía le queda por aprobar, aproximadamente, la mitad de la carrera (el grado en Arquitectura técnica que cursa en la Universidad de A Coruña). Ni los problemas de salud invocados (un cuadro ansioso depresivo, por el que recibió tratamiento entre 2008 y 2010 y cierta dolencia urológica por la que ha sido atendida en reiteradas ocasiones, muchas de ellas en 2014) revisten la gravedad suficiente para justificar un rendimiento académico tan pobre ni otros argumentos utilizados por su madre, como el cambio de plan de estudios, justifican la inversión de tantos años para aprobar sólo la mitad de una carrera como la aludida. Además, se ha acreditado que ella reside mucho tiempo en una casa de xxxx, no en la familiar de xxxxxxx, y los vecinos han afirmado que lo hace con su novio, pintor de profesión, lo que lleva a este tribunal a la convicción de que lleva una vida, al menos, semiindependiente. Por todo ello, la Sala considera que el juzgador de instancia ha valorado la prueba acertadamente y aplicado el Derecho con la misma mesura al fijar un límite temporal, transcurrido el cual la obligación de alimentos quedará extinguida. Sin embargo, dado que se fijó un plazo de un año, a contar desde la fecha de la sentencia de instancia, y la pensión se extinguiría, de este modo, pocos días después de la notificación de nuestra sentencia, se estima más razonable ampliar a dos años (contados igualmente desde la sentencia de instancia) el límite temporal de la pensión, permitiendo así a Dña. Eloisa una mejor planificación de su futuro.”

 

–  Audiencia Provincial de MADRID (Sección 22ª), sentencia 18.03.2014:

” La sentencia recurrida extingue la pensión de alimento, considerando que el hijo no ha completado su formación académica, pese al tiempo del que ha dispuesto, sin incorporarse al mercado laboral, no constando ninguna actividad ni periodo aunque fuera pequeño, en que hubiera trabajado, lo que demuestra escaso interés en incorporarse a la vida laboral, lo que debería de haber intentado a su edad 24 años, colaborando a sufragar sus propias necesidades, por su propia dignidad y autoestima, sin que pueda alegarse que se infringe el principio de solidaridad familiar, porque este principio exige la participación y colaboración de todas las partes, para salir adelante en la vida familiar, y no solo de los progenitores, frente a la pasividad injustificada de su hijo, por lo que sin perjuicio de que pueda ejercer sus derechos en el proceso declarativo correspondiente, que deberá solicitar el mismo, en el juicio declarativo que corresponda frente a ambos progenitores (verbal artículo 250.8 de la L.E.C .), y en el que se resolverá si procede o no la supresión de la pensión alimenticia en base a lo dispuesto en el artículo 152 del Código Civil ; en este procedimiento se suprime por no concurrir las circunstancias del art. 93.2 del Código Civil “

 

CONCLUSION:

Aunque habrá que estar al caso concreto, procederá la extinción de la pensión de alimentos por falta de rendimiento académico de los hijos mayores de edad si de manera objetiva puede demostrarse una desidia en los estudios o un tiempo excesivamente largo para acabarlos.

 

© mundojuridico.info - Extinción de la pensión de alimentos por falta de rendimiento académico

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One Response to Extinción de la pensión de alimentos por falta de rendimiento académico

  1. adela en 5 de mayo, 2016 de 12:57

    Buenas me llamo Adela tengo 21 años y mi caso es que estoy estudiando llevo tres años detrás del graduado y nunca me lo e podido sacar por el echo de que mi madre es la única que lo paga todo y mi padre estaba en el derecho de pasarnos la ayuda para nosotras sus hijas en ese momento menores de edad y no las dejo de pasar, el dice que no trabaja que no tiene dinero pero no es cierto ahora somos las tres mayores de edad y en paro todas estudiando y yo necesito un abogado de oficio porque desde los 15 años siendo menores de edad dejo de pasar la pensión a mi madre y ella lo a estado pagando todo como a podido y ahora le reclamo el dinero que yo necesito para los estudios y el se niega y mi hermana esta en la universidad y también se niega y mi otra hermana esta estudiando en bachillerato y es que me parece de muy poca vergüenza que el trabajando en una pescadería de Sevilla ademas tengo pruebas, se niegue a pasarnos algo para nuestros gastos de formación , por favor pido que estudien o lean mi caso porque esto ya me parece muy fuerte.

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.