Subida de la renta en la cesión de un local de negocio

Resolución del alquiler de local de negocio por cierre del mismo

Resolución del alquiler de local de negocio por cierre del mismo en contratos de alquiler celebrados antes de 1985

Resolución del alquiler de local de negocio por cierre del mismoPuede darse el caso, en ocasiones, que tenemos contratos de alquiler de local para negocio en activo durante muchos años y que tienen una antigüedad considerable, por ejemplo, datando de fechas anteriores a 1985. En estos casos, y como ya hemos comentado en artículos anteriores en mundojuridico, tenemos que aplicar lo establecido en la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964, y por supuesto como siempre, atender a la jurisprudencia existente en la materia que tratamos.

En este artículo vamos a tratar de explicar, aplicando la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1964, cuando procede la resolución del alquiler de local de negocio por cierre del mismo, y es que, el artículo 62 del citado cuerpo legal nos da una serie de causas por las cuáles el inquilino perderá el derecho de prórroga legal de su contrato de alquiler, y precisamente uno de estos motivos es que cuando la vivienda alquilada esté desocupada durante más de seis en el transcurso de un año, o en caso de local, éste permanezca cerrado durante idéntico plazo, no habrá derecho a prórroga salvo que la desocupación o cierre estén justificados.

Precisamente en esa última parte de justificados encontramos los mayores problemas porque, ¿hasta dónde podemos considerar que el cierre del local está justificado? En líneas generales, la jurisprudencia del Tribunal Supremo en esta materia nos dice que justa causa son todos aquellos hechos ausentes de voluntariedad por parte del que cierra el local (inquilino) y que por contra, el cierre viene motivado por hechos ajenos a la voluntad del inquilino.

Además, la jurisprudencia del Tribunal Supremo también llama la atención sobre el hecho de que el cierre temporal de un local de negocio no implica per se el cese de la actividad, puesto que el cierre, aparte de poder ser por causa ajena a la voluntad del inquilino, también puede ser por un tiempo determinado y no infinito.

Para el cierre por enfermedad es necesario justificar que dicha enfermedad repercuta en la aptitud o capacidad del inquilino la actividad que venía realizando en el local de negocio, de manera que debido a dicha enfermedad, se vea incapaz de llevar a cabo la mencionada actividad, lo que le obligaría al cierre del local de negocio.

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Info

Mundo Jurídico Info S.L.P, es el responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario, por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

  • Fin del tratamiento: mantener una relación de envío de comunicaciones y noticias sobre nuestros servicios y productos a los usuarios que decidan suscribirse a nuestro boletín. Igualmente utilizaremos sus datos de contacto para enviarle información sobre productos o servicios que puedan ser de interés para el usuario y siempre relacionada con la actividad principal de la web, pudiendo en cualquier momento a oponerse a este tratamiento. En caso de no querer recibirlas, mándenos un email a: info@mundojuridico.info indicándonos en el asunto “No Publi”.
  • Legitimación: está basada en el consentimiento que se le solicita a través de la correspondiente casilla de aceptación.
  • Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos.
  • Destinatarios: no se cederán a ningún tercero.
  • Derechos que asisten al Usuario:
    1. Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho a oponerse y a la portabilidad de los datos personales. Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
    2. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control si no ha obtenido satisfacción en el ejercicio de sus derechos, en este caso, ante la Agencia Española de protección de datos

Puede ejercer estos derechos mediante el envío de un correo electrónico o de correo postal, ambos con la fotocopia del DNI del titular, incorporada o anexada:

Si desea ampliar información sobre la política de privacidad de nuestra empresa, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://www.mundojuridico.info/politica-de-privacidad/

Destacados