Resolver el contrato si no se eleva a escritura pública

Resolver el contrato si no se eleva a escritura pública

En un contrato privado, se puede resolver el contrato si no se eleva a escritura pública cuando así se haya pactado expresamente.

Hay que partir de una regla fundamental cuando hablamos de contratos privados, las partes han de cumplir con los acuerdos alcanzados en virtud del principio de voluntad y autonomía.

El artículo 1255 Código Civil dispone: » Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral ni al orden público.»

Partiendo del anterior principio de libertad de pactos, las partes pueden convenir que se podrá resolver el contrato si no se eleva a escritura pública.

La regla general en estos casos, como nos ha recordado el Tribunal Supremo en algunas sentencias (Ver el comentario a la de 6.09.2014), es que la obligación de elevar a público el contrato privado no es causa directa de resolución de contrato salvo que se haya hecho constar así de forma inequívoca y expresa.

Cuando no se ha pactado expresamente como causa de resolución, sólo cabe en virtud de lo establecido en el artículo 1279 y 1280 del Código Civil que puedan compelerse recíprocamente a cumplir con dicha obligación.

En sentido contrario, se puede pactar expresamente en el contrato privado que constituirá causa de resolución la falta de otorgamiento de la correspondiente escritura pública en un plazo concreto. En este caso, el hecho de haber pactado una condición resolutoria expresa es indicativo de la trascendencia que las partes le dan al hecho del otorgamiento de la escritura.

A continuación vamos a comentar una sentencia del tribunal supremo sobre esta cuestión:

Es importante que el comprador y el vendedor sepa que para poder resolver la compraventa debe figurar expresamente dicha consecuencia en el documento privado.

SENTENCIA del Tribunal Supremo (Sala 1ª), de 2 de octubre de 2017

Resolver el contrato si no se eleva a escritura pública

En este caso las partes habían convenido en el contrato privado lo siguiente:

» Si efectuado el requerimiento no compareciera el vendedor, o compareciendo se negare a otorgar la Escritura en los términos pactados, el comprador podrá optar entre (i) dar por resuelto el Contrato y exigir la devolución del precio anticipado en el día de hoy o, (ii) compeler judicialmente a la Vendedora para el otorgamiento de la Escritura y, en ambos casos, exigir al vendedor la indemnización de los daños y perjuicios sufridos por la Compradora.

»3.5.2.- Si por el contrario fuese la compradora la que no requiriese al vendedor en tiempo y forma, no compareciera en la fecha propuesta, o compareciendo se negare a otorgar la Escritura en los términos pactados, la vendedora podrá optar entre (1) dar por resuelto el Contrato y retener la suma entregada anticipadamente por el comprador, en concepto de indemnización por los daños y perjuicios sufridos, o (ii) exigir al comprador el otorgamiento de la Escritura y, en este segundo caso, reclamar la indemnización de los daños y perjuicios que hubiere sufrido».»

Razonamiento del Tribunal Supremo:

» La interpretación de la Audiencia contraría la regla contenida en el art. 1281.1 Código Civil porque, literalmente, la cláusula 3.5.2 permite a la vendedora dar por resuelto el contrato y retener la suma de un millón de euros anticipada por la compradora para el caso de que esta no compareciera a otorgar escritura pública o, compareciendo, se negare a otorgarla. El tenor literal de la cláusula es claro y se ve confirmado por la ubicación sistemática de la cláusula, incluida dentro del «pacto tercero» del contrato, que lleva el titulillo de «escritura pública.

Aunque, como regla general, la obligación de elevar a público el contrato otorgado en documento privado solo da lugar a la facultad de exigir su cumplimiento (artículos 1279 y 1280 Código Civil), las partes, al amparo de la autonomía de la voluntad, pueden atribuir a tal obligación el carácter de esencial a efectos de facultar a la parte que lo solicita para resolver el contrato si la otra se niega.

Así lo hicieron las partes litigantes en el presente caso, al prever en la cláusula 3.5 del «pacto tercero» del contrato celebrado las consecuencias que tendría para las partes la incomparecencia o la negativa a otorgar escritura pública en los plazos previstos. Producido el incumplimiento de la obligación garantizada por la cláusula penal, el incumplimiento es total, y no procede moderar la pena.»

Esta doctrina del Tribuna Supremo también se recoge en la Sentencia de 16.09.2014 que comentamos en otra de nuestras publicaciones. Leer más AQUÍ.

Conclusión:

Se podrá resolver el contrato si no se eleva a escritura pública en el plazo pactado si las partes así lo hicieron constar de forma expresa e inequívoca en el contrato privado. Si las partes así lo quisieron, no existiría violación de la buena fe contractual (art. 1258 del Código Civil), debiendo ambas cumplir las obligaciones que nacen del contrato en cuanto tienen fuerza de ley entre los contratantes (art. 1091 del Código Civil).

Comentarios

  1. Gloria Martin

    Hola, yo tengo un contrato de arras penitenciarias con un comprador de mi piso y la inmobiliaria k lo lleva, se han entregado 20.000€ de arras y en el documento pone k se escritura antes del 16/10, a fecha de 14/09 aún no me dice fecha la inmobiliaria y en el contrato no pone expresamente k si no se escritura se resuelve el contrato. Mi pregunta, si llega fecha tope de escriturar y no se ha hecho, cual es mi situación como vendedora? Que podría hacer? Tendría k ir a juicio para resolver contrato? Me quedo con arras? Gracias

Comentar esta noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Info

Mundo Jurídico Info S.L.P, es el responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario, por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

  • Fin del tratamiento: mantener una relación de envío de comunicaciones y noticias sobre nuestros servicios y productos a los usuarios que decidan suscribirse a nuestro boletín. Igualmente utilizaremos sus datos de contacto para enviarle información sobre productos o servicios que puedan ser de interés para el usuario y siempre relacionada con la actividad principal de la web, pudiendo en cualquier momento a oponerse a este tratamiento. En caso de no querer recibirlas, mándenos un email a: info@mundojuridico.info indicándonos en el asunto “No Publi”.
  • Legitimación: está basada en el consentimiento que se le solicita a través de la correspondiente casilla de aceptación.
  • Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos.
  • Destinatarios: no se cederán a ningún tercero.
  • Derechos que asisten al Usuario:
    1. Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento. Derecho a oponerse y a la portabilidad de los datos personales. Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al su tratamiento.
    2. Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control si no ha obtenido satisfacción en el ejercicio de sus derechos, en este caso, ante la Agencia Española de protección de datos

Puede ejercer estos derechos mediante el envío de un correo electrónico o de correo postal, ambos con la fotocopia del DNI del titular, incorporada o anexada:

Si desea ampliar información sobre la política de privacidad de nuestra empresa, puede hacerlo en el siguiente enlace: https://www.mundojuridico.info/politica-de-privacidad/

Destacados