Resolver el contrato si no se eleva a escritura pública

En un contrato privado, se puede resolver el contrato si no se eleva a escritura pública cuando así se haya pactado expresamente.

Hay que partir de una regla fundamental cuando hablamos de contratos privados, las partes han de cumplir con los acuerdos alcanzados en virtud del principio de voluntad y autonomía.

El artículo 1255 Código Civil dispone: » Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral ni al orden público.»

Partiendo del anterior principio de libertad, las partes pueden convenir que se podrá resolver el contrato si no se eleva a escritura pública.

La regla general en estos casos, como nos ha recordado el Tribunal Supremo en algunas sentencias (Ver el comentario a la de 6.09.2014), es que la obligación de elevar a público el contrato privado no es causa directa de resolución de contrato salvo que se haya hecho constar así de forma inequívoca y expresa.Resolver el contrato si no se eleva a escritura pública

Cuando no se ha pactado expresamente como causa de resolución, sólo cabe en virtud de lo establecido en el artículo 1279 y 1280 del Código Civil que puedan compelerse recíprocamente a cumplir con dicha obligación.

A continuación vamos a comentar una reciente sentencia del Tribunal Supremo donde concluye que procede resolver el contrato si no se eleva a escritura pública al haberse pactado así sus consecuencias en el documento privado.

Esto es muy IMPORTANTE que lo conozcan los compradores y vendedores. Si quieren tener la posibilidad de resolver el contrato si no se otorga escritura pública por la contraparte, deberán hacer constar expresamente dicha consecuencia en el documento privado.

 

SENTENCIA del Tribunal Supremo (Sala 1ª), de 2 de octubre de 2017

Resolver el contrato si no se eleva a escritura pública

 

En este caso las partes habían convenido en el contrato privado lo siguiente:

» Si efectuado el requerimiento no compareciera el vendedor, o compareciendo se negare a otorgar la Escritura en los términos pactados, el comprador podrá optar entre (i) dar por resuelto el Contrato y exigir la devolución del Precio anticipado en el día de hoy o, (ii) compeler judicialmente a la Vendedora para el otorgamiento de la Escritura y, en ambos casos, exigir al vendedor la indemnización de los daños y perjuicios sufridos por la Compradora.

»3.5.2.- Si por el contrario fuese la compradora la que no requiriese al vendedor en tiempo y forma, no compareciera en la fecha propuesta, o compareciendo se negare a otorgar la Escritura en los términos pactados, la vendedora podrá optar entre (1) dar por resuelto el Contrato y retener la suma entregada anticipadamente por el comprador, en concepto de indemnización por los daños y perjuicios sufridos, o (ii) exigir al comprador el otorgamiento de la Escritura y, en este segundo caso, reclamar la indemnización de los daños y perjuicios que hubiere sufrido».»

 

Razonamiento del Tribunal Supremo:

» La interpretación de la Audiencia contraría la regla contenida en el art. 1281.1 Código Civil porque, literalmente, la cláusula 3.5.2 permite a la vendedora dar por resuelto el contrato y retener la suma de un millón de euros anticipada por la compradora para el caso de que esta no compareciera a otorgar escritura pública o, compareciendo, se negare a otorgarla. El tenor literal de la cláusula es claro y se ve confirmado por la ubicación sistemática de la cláusula, incluida dentro del «pacto tercero» del contrato, que lleva el titulillo de «escritura pública.

Aunque, como regla general, la obligación de elevar a público el contrato otorgado en documento privado solo da lugar a la facultad de exigir su cumplimiento (artículos 1279 y 1280 Código Civil), las partes, al amparo de la autonomía de la voluntad, pueden atribuir a tal obligación el carácter de esencial a efectos de facultar a la parte que lo solicita para resolver el contrato si la otra se niega.

Así lo hicieron las partes litigantes en el presente caso, al prever en la cláusula 3.5 del «pacto tercero» del contrato celebrado las consecuencias que tendría para las partes la incomparecencia o la negativa a otorgar escritura pública en los plazos previstos. Producido el incumplimiento de la obligación garantizada por la cláusula penal, el incumplimiento es total, y no procede moderar la pena.»

 

CONCLUSION:

Se podrá resolver el contrato si no se eleva a escritura pública si las partes así lo hicieron constar de forma expresa e inequívoca en el contrato privado.

© mundojuridico.info - Resolver el contrato si no se eleva a escritura pública

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.