Juicio posesorio hereditario

El juicio posesorio hereditario tiene como finalidad conseguir la posesión de los bienes a quien los hubiera adquirido por herencia.

El juicio posesorio hereditario viene regulado en el artículo 250.1.3º de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Este juicio persigue que el Tribunal ponga en posesión de bienes a quien los hubiere adquirido por herencia si no estuvieren siendo poseídos por nadie a título de dueño o usufructuario.

Se exigen por tanto DOS REQUISITOS:

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

Francisco Sevilla Cáceres -Abogado-

1.- Que la persona que utiliza este procedimiento, haya adquirido el bien que no posee por HERENCIA.

2.- Que la persona que posee dicho bien (demandado en el procedimiento) no lo posea a título de DUEÑO o USUFRUCTUARIO.

 

La tramitación de este procedimiento será por los cauces del JUICIO VERBAL. No importa la cuantía del bien cuya posesión se solicita, ya que es un procedimiento por razón de la MATERIA.

El artículo 250.1.3º de la LEC dispone:

“1. Se decidirán en juicio verbal, cualquiera que sea su cuantía, las demandas siguientes:

3.º  Las que pretendan que el tribunal ponga en posesión de bienes a quien los hubiere adquirido por herencia si no estuvieren siendo poseídos por nadie a título de dueño o usufructuario.”

 

Juicio posesorio hereditario. SENTENCIAS:

PROCEDE la estimación de la demanda:Juicio posesorio hereditario

Audiencia Provincial de Sevilla (Sección 5ª), sentencia 23.07.2015:

“Y es que, en este caso, concurren todos y cada uno de los presupuestos de la acción ejercitada, e, incluso, podría decirse que es de los supuestos más típicos en que procede su ejercicio, donde encontramos, de una parte, a los demandantes, Don Adolfo y Doña Ariadna, padres y herederos abintestato de su hijo, Don Genaro, fallecido en estado de soltería y sin hijos, que, mediante la correspondiente partición hereditaria, adquirieron la vivienda de la que éste era exclusivo propietario…;

y, de otra, encontramos a Doña Irene, que, desde hacía varios años y de una manera más o menos estable, venía conviviendo con el hijo de los demandantes, en la vivienda en cuestión, que sigue ocupando, con la oposición de aquéllos, pero que no puede alegar que la posea ni en concepto de dueña, ni de usufructuaria.

Para el éxito de la acción ejercitada, aparte de haber adquirido el demandante los bienes por título de herencia, basta con que nadie los posea en concepto de dueño o de usufructuario, y estas circunstancias resultan evidentes en este caso, ya que lo que alega la Sra. Irene es, únicamente, que ella convivía con el hijo de los actores, en la vivienda en cuestión, desde hacía varios años, ……, sin embargo, en ningún momento ha llegado a alegar dicha señora que poseyera el inmueble a título de dueña o de usufructuaria, que es lo único que podría impedir, de estimarse, el éxíto de la acción ejercitada, sin perjuicio de que la cuestión pueda reproducirse en el procedimiento declarativo ordinario correspondiente, al no producir la sentencia dictada en éste, al tratarse de una tutela sumaria, los efectos de cosa juzgada.

Consecuentemente y sin necesidad de entrar en más consideraciones, procede estimar el recurso de apelación interpuesto y revocando la sentencia de instancia, confirmar a los demandantes en la posesión.”

 

NO PROCEDE la estimación de la demanda

Audiencia Provincial de Madrid (Sección 21ª), Auto de 9.10.2012:

“D. Emilio promueve un juicio verbal al amparo del artículo 250.1.3º de la Ley de Enjuiciamiento Civil, procedimiento que es el heredero del antiguo interdicto de adquirir de la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881, que dirige contra D. Inocencio para reivindicarle el vehículo Renault Magane y 9.201,58 euros de las cuentas bancarias.

Como bien apuntó la parte demandada en la vista pública celebrada en la primera instancia no se había respetado el concreto procedimiento previsto para tan especial juicio verbal, que comprende una fase sumarísima, con llamamiento de los testigos propuestos por el demandante y un auto en que se deniega a otorgar, sin perjuicio de mejor derecho, la posesión solicitada.

Y otra fase sumaria, publicado el anterior auto por edictos, en la que ante la eventual presentación de reclamantes se celebra una vista, pero lo más determinante para no dar lugar a la pretensión y confirmar en definitiva el auto recurrido es que el procedimiento elegido no es el adecuado, como también ha puesto de manifiesto la parte demandada, pues dicho procedimiento, como hemos anotado heredero del tradicional interdicto de adquirir, sólo cabe cuando se pretenda que el Tribunal ponga en posesión de bienes a quién los hubiere adquirido por herencia si no estuvieren siendo poseídos por nadie a título de dueño o usufructuario, situación no concurrente en el presente caso en que se reivindican determinados bienes de una persona concreta (el demandado), que los viene poseyendo como dueño , y tenga o no razón para ello, que es un tema que no se puede dilucidar en este especial juicio verbal.”

 

CONCLUSIÓN:

El juicio posesorio hereditario es uno de los procedimientos previstos en la Ley Enjuiciamiento Civil que persiguen el lanzamiento de inmuebles respecto de sus ocupantes.

En concreto el juicio posesorio hereditario tiene como finalidad que el Tribunal ponga en posesión de bienes a quien los hubiere adquirido por herencia si no estuvieren siendo poseídos por nadie a título de dueño o usufructuario.

© mundojuridico.info - Juicio posesorio hereditario

Deja un comentario. Para consultas jurídicas llámanos al 807 502 004 (Coste de la llamada 1.21€/minuto desde fijo y 1.58€/minuto desde móvil. Impuestos incluídos. Mayores de 18 años.)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Boletín gratuíto

Introduzca su nombre, email, y le mantendremos informado

¡Únete a nuestra comunidad antes de comentar!

Únete a Mundojurídico en Facebook, te estamos esperando

Ok, publicar mi comentario.